Pricila Valerio: la increíble historia de una vendedora ambulante que está a punto de terminar su segunda carrera universitaria

Chile Entrevistas La Región Paillaco Provincia de Valdivia

Pricila jeannette Valerio Levancini es de Paillaco, tiene 42 años, estudió Técnico en Trabajo Social y ahora está terminando su segunda carrera universitaria.

La historia de Pricila Valerio es un testimonio que como medio quisimos destacar y dar a conocer, por su resiliencia ante las diferentes adversidades que ha debido atravesar y la fortaleza con que día a día ejerce el comercio ambulante en Paillaco, actividad que desarrolla por mas de 15 años y que le permitió criar sus hijos y costearse estudios superiores.

Pricila es paillaquina de toda la vida, tiene 3 hijos, quedó viuda y ha estudiado dos carreras universitarias con la ilusión de obtener un trabajo algo mas estable y tranquilo. Sin embargo, y pese a sus indiscutibles méritos académicos no lo ha conseguido. Esta realidad se parece a la de muchos profesionales de la comuna, que se frustran, o han debido abandonar su entorno para conseguir un empleo.

Producto de la pandemia y las medidas sanitarias, el comercio ambulante ha sido duramente golpeado, Pricila quien lleva mas de 15 años en el rubro señaló que: «la pandemia como comerciante a afectado mis ingresos ,primero porque en un principio la gente tenía temor a salir y lo poco que salía era para comprar consumos básicos ,segundo tengo una hija con asma y por esta razón decidí no arriesgarme en viajar a Santiago a realizar mis compras y solo encargar mis productos, lo cual es más complicado por que no siempre los vendedores son responsables, además estos elevaron sus precios».

«La actual cuarentena me afecta a mi y a todos los comerciantes ya que es la fecha en que todos invertimos más capital y esperamos tener ventas, y estas no podrán ser ya que vender como delivery no es lo mismo que estar en nuestros puestos de trabajo, lo invertido difícilmente se recuperará», indicó.

En relación a la falta de oportunidades en el ámbito laboral para las y los profesionales de Paillaco, Pricila manifestó que: «como profesional estoy decepcionada ya que en Paillaco los puestos de trabajo están condicionados a otros factores, y es frustrante ver que todo el tiempo y energía que invertí en estudiar hoy no sirve de nada, ya que no puedo ejercer mi profesión y me decepciona».

El manejo de la realidad social de Paillaco está condicionado a profesionales que en algunos casos desconocen la comuna, y eso, accidentalmente se traduce en fracasos reiterados a nivel de gestión, como lo que ocurrió con «la entrega de cajas de alimentos, donde familias paillaquinas en situación de vulnerabilidad quedaron fuera». El caso de Pricila nos hace reflexionar respecto a estos problemas, ya que que sin duda sería mas efectivo el trabajo social ejercido por el recurso humano de Paillaco que espera por años una oportunidad de contribuir a hacer las cosas bien.

Enjoyed this article?

Subscribe and Follow me on Twitter.