¿¿Desorden social o Falta de liderazgo??

Chile Columnas de opinión Paillaco Política Provincia de Valdivia

Somos partícipes de un fenómeno viral extraño a nivel planetario, del cual no tenemos antecedentes, cómo vino, cómo se va, cómo sobrevivir.
Sabemos poco y nada del Covid 19. Lo que sí sabemos es que se extiende
rápidamente, nosotros- los seres humanos- lo llevamos de un lado a otro y se multiplica en escala geométrica.
Ante esta pandemia, muchos están quedando sin empleos, y son personas de escasos recursos. No tener más su empleo significa no tener nada que comer. La petición para ayudar a encontrarles un trabajo, y darles una ayuda económica,
mientras lo encuentran, es un caso de la solidaridad que está surgiendo en
diferentes países.
En nuestra comuna se han organizado las juntas de vecinos, grupos de amigos que han reunido alimentos, leña y otros víveres para ir en ayuda de las familias mas vulnerables tanto del sector urbano como rural.
La solidaridad también ha sido una preocupación del Gobierno Central y de los municipios de todo el país, quienes han distribuido canastas familiares, lo que se agradece, pero como todo tiene su “pero”, no todas las ayudas sociales han sido enfocadas a los más vulnerables. A esto debemos agregar la nula preocupación por la situación económica del comercio local, transportistas, y otros rubros Del porque decir: “Desorden social o falta de liderazgo “, es por lo que menciono a continuación.
Desde el primer minuto que la Municipalidad comenzó con el confinamiento nunca existió un orden y un control de las ayudas que se estaban dando y por ende solo algunos grupos de personas fueron beneficiadas.
La Contraloría Regional de Los Ríos exigió al municipio que todas las ayudas se entregaran a través de un informe emitido por el Departamento Social.

Asi comenzó el calvario para muchos paillaquinos que tenían la necesidad urgente de ayuda en alimentos, de poder actualizar el Registro Social de Hogares para poder recibir el Bono de Emergencia.
Para variar y lo que ha sido la tónica en esta pandemia, colas interminables e y sin ninguna respuesta concreta, muchas veces solo la entrega de un número de teléfono para llamar y solucionar su problema,
Comenzó también el descontento de la comunidad a través de las redes sociales dando a conocer sus molestias. Al parecer no existía un ordenamiento interno de trabajo coordinado para enfrentar esta situación y por ende se generaba un desorden que uno podía percibir cuando conversaba con vecinos, falta de coordinación con las juntas de vecinos urbanas y rurales. Muchas veces salieron a los sectores rurales y no tenían ni siquiera conocimiento de las necesidades que se tenían y solo entregaban ayuda que era lo que se mostraba en las redes sociales Es así como surgieron grupos como Vecinos por Paillaco, grupos de amigos y
también juntas de vecinos que comenzaron a trabajar de manera solidaria y desinteresada, al margen del trabajo que estaba haciendo el municipio.
Siempre las ayudas coordinadas dan buenos resultados, pero cuando se hacen por separado no tienen buenos resultados es por ende que digo que ha existido una falta de liderazgo comunal en esta pandemia.
Cuando se toma la fórmula de atender a la comunidad a través de un sistema de cito fono, que es lo más indignante y humillante para las personas vulnerables que no entienden como realizar un trámite por internet, ya sea, por falta de conocimiento o porque no cuentan con el recurso. No es forma de servir al que más lo necesita. Las personas requieren de una atención cara a cara, tomando todas las precauciones que las autoridades sanitarias exigen (a un metro de distancia, uso de mascarilla, alcohol gel) pero no atender a través de un citófono.

Con el último aviso del gobierno en relación al ingreso de emergencia nos
volvemos a dar cuenta de lo vulnerable y malo de este sistema que
administran los municipios en relación al Registro Social de Hogares, las cuales no reflejan en nada la situación de muchas familias de la comuna.
Finalmente, si bien es cierto que a nivel del Gobierno Central y Local han
cometido errores en su manera de enfrentar el coronavirus, lo que es
comprensible en este duro presente, tenemos que analizar esto con ecuanimidad y altura de miras, pues por ser esta una enfermedad desconocida, cualquier gobierno, fuese de la tendencia política que fuese, probablemente y conociendo nuestra cultura, no habría podido enfrentar esta pandemia, de la forma que todos esperan
Además que este es el momento en que como ciudadanos debemos ser capaces de reconocer nuestros propios errores, pues en el fondo, por la falta de compromiso hemos sido en gran parte culpables de lo que está sucediendo, motivo por el cual la única consigna válida para la superación de estos momentos de crisis, es la de aunar esfuerzos y actuar como un solo todo, como si fuéramos los tres mosqueteros, los que para lograr sus objetivos siempre lucharon bajo la clara idea del conocido “uno para todos y todos para uno.”

Enjoyed this article?

Subscribe and Follow me on Twitter.