Descentralización y nuevo intento por posponer Elecciones Regionales

Política Provincia de Valdivia

Las razones para posponer las elecciones de gobernador regional son políticas y electorales, no son razones técnicas ni sanitarias. Por lo tanto, muchos habitantes de regiones esperamos que los regionalistas del congreso defiendan con valor la elección de gobernador regional, no como botín de cambio o de reconciliación de un sector político, sino como el símbolo más relevante para la democracia regional y la descentralización política del país. 

Columna de opinión de Egon Montecinos en elmostrador.cl

El 30 de Julio se llevó a efecto la tradicional cuenta pública presidencial. Como se esperaba, en ella se hicieron anuncios mayoritarios sobre la forma de salir de la Pandemia y la situación económica del País. En consecuencia, a diferencia de la cuenta pública del 2019, este año no hubo menciones directas a la manera en que se fortalecerá la principal reforma política de los últimos años en materia de descentralización, la cual se refiere a la elección de gobernadores regionales programada para abril del 2021.

Por ejemplo, no hubo un mensaje explícito respecto a los reglamentos de transferencia de competencias que tendrán los gobiernos regionales y que aún están pendientes. Nada se sabe de ellos, aun siendo muy importantes para contribuir a esclarecer el alcance de las atribuciones que tendrá específicamente el gobernador regional, en relación al delegado presidencial regional.

El año pasado, el presidente comprometió resolver estas dudas, a través de una comisión de expertos, lo que fue señalado en una mención especial de su cuenta pública, y que decía así “para perfeccionar el proceso de descentralización convocaremos a una Mesa de Trabajo para que, con urgencia, proponga perfeccionamientos a la legislación, y las correcciones necesarias, para avanzar a pie firme en el empoderamiento de nuestros Gobiernos Regionales y Comunales” (página 22, Cuenta Pública Presidencial, 2019). De este compromiso nada se sabe, porque el gobierno no se ha pronunciado sobre las sugerencias o propuestas para mejorar este proceso, que se esperaba surgieran del compromiso presidencial y de la comisión convocada para tal efecto. Cabe señalar que esta comisión funcionó de Agosto a Octubre del año pasado y entregó sus recomendaciones, las que se encuentran en la Subsecretaría de Desarrollo Regional y Administrativo. ¿Qué sugerían?, nada se sabe.

La omisión en la cuenta pública presidencial 2020 no es casualidad, tampoco lo es que no se conozcan las sugerencias de la comisión de expertos. Esta tesis cobra fuerza, especialmente a la luz de las noticias que últimamente se han conocido de las recientes reuniones entre gobierno y Chile Vamos, en donde entre otros temas, se ha tocado la posibilidad de posponer la elección de gobernadores regionales.

Posponer la elección de gobernadores regionales y resolver las inhabilidades de autoridades para postular a elecciones del año 2021, forman parte de la reconciliación entre gobierno y Chile Vamos. Nuevamente las regiones, en particular la principal reforma política de nuestra historia republicana, queda como moneda de cambio,  o en este caso, “motivo de reconciliación” de una parte de la élite centralista del país.

Las razones sustantivas que están detrás de esta intención no son proteger la salud de los Chilenos, sino favorecer la participación de líderes políticos que se vieron perjudicados con la ley que pone límite a la reelección, además de favorecer a quienes estando en el gobierno, no pudieron renunciar a tiempo en Octubre del año pasado a raíz del estallido social (la ley señala un año antes del calendario electoral pre-pandemia). Por esta razón es riesgoso, porque la ley de límite a la reelección perjudicó a moros y cristianos, izquierdas y derechas.

¿Existe riesgo de posponer las elecciones? Claro que existe riesgo, porque el “bicho del centralismo” también está metido en parte de la centro Izquierda. Si nos hacen discutir a los chilenos sobre preferir salir de la pandemia o participar de elecciones, claro que es costoso defender una elección en medio de tanta situación crítica que viven miles de compatriotas, incluidos muchos que viven en Regiones. Creo que para contrarrestar este nuevo intento, la discusión principal la deben dar los regionalistas de verdad que están en el congreso, pero desnudando las razones reales que hay tras esto.

Las razones para posponer las elecciones de gobernador regional son políticas y electorales, no son razones técnicas ni sanitarias. Por lo tanto, muchos habitantes de regiones esperamos que los regionalistas del congreso defiendan con valor la elección de gobernador regional, no como botín de cambio o de reconciliación de un sector político, sino como el símbolo más relevante para la democracia regional y la descentralización política del país.

Enjoyed this article?

Subscribe and Follow me on Twitter.