Víctor Belmar , explica urgencia de conocer y rescatar el Patrimonio Cultural, Arquitectónico y Urbano de Paillaco.

Noticias destacadas Paillaco
Download PDF

El patrimonio en su primaria acepción nos habla de un conjunto de bienes y reduce de esta forma el término a un tema económico, sin embargo hoy, cuando oficialmente se conmemora el Día del Patrimonio, hacemos alusión a la acepción simbólica del vocablo. Nos estamos refiriendo al patrimonio cultural, al conjunto de elementos intangibles y tangibles que nos identifican como pueblo; a los rastros que ha dejado nuestra historia.

LA NORMATIVA

Para normar la protección patrimonial existe un primer intento en 1910, pero no fue sino hasta 1925 que tenemos el primer cuerpo normativo al respecto; el Decreto Supremo Nº3500, que encarga a una comisión la redacción de un proyecto de ley sobre monumentos nacionales, y de posterior Ley 651, del mismo periodo, que en definitiva crea el Consejo de Monumentos Nacionales y establece las disposiciones para nuestros monumentos que rigieron los siguientes 45 años; hasta que en 1970 en que aparece la Ley 17.288 de Monumentos Nacionales.

Actualmente contamos con una propuesta de reforma de la Ley de Monumentos Nacionales, con una Reforma de la Ley de Donaciones Culturales, vigente a partir de enero del 2014, y un proyecto de ley que crea el Ministerio de Cultura. Por otra parte durante el 2013 se avanzó en la salvaguarda del patrimonio con el beneficio tributario para propietarios de monumentos nacionales, todos los cuales han sido incorporados como beneficiarios de la Ley de Donaciones con Fines Culturales en virtud de la Ley 20.675.

LOS VALORES PATRIMONIALES

Un tema que suele generar controversias en las comunidades locales y en la sociedad en general, es el llegar a definir bajo qué criterio determinamos si un elemento es o no parte del patrimonio cultural de un territorio. Atendiendo a aquello aparece el concepto de valor patrimonial, respecto del cual existen varias clasificaciones y acá presento una de las más usadas que nos habla de identificar un Valor Arqueológico, un Valor Histórico, un Valor Artístico, un Valor Urbano, un Valor Simbólico y un Valor Social. Luego, si un elemento tangible o intangible, presenta consensuadamente uno de estos valores; ya se puede hablar de estamos en presencia de un objeto o elemento con Valor Patrimonial.

 

 

 

VALOR HISTÓRICO

A primera vista Paillaco, para quien no le conoce su historia, tal vez no advierta presencia de muchos elementos con valor patrimonial. Pero para quienes nacimos aquí y le conocemos desde sus primigenias callejuelas empedradas, podemos llenar páginas y más páginas con elementos tangibles e intangibles que nos cuentan la historia de un pueblo, que nace al alero de la construcción de un poso de áridos que debía proveer a la empresa de ferrocarriles que desde 1894 construía la línea entre Purey y Osorno. Entonces, sin duda, el lugar donde estaba dicho poso lastre es un sitio con valor histórico, cuyos límites estarían dados por la calle O’Higgins por el norte, 18 de octubre por el Oeste, Camilo Henríquez por el Sur y Balmaceda por el Este, polígono que lógicamente debe ser confirmado por el Estudio de Patrimonio respectivo.

VALOR ARQUITECTÓNICO

Por otra parte, existe una serie de íconos de la arquitectura criolla con influencia alemana que funden valor arquitectónico e histórico, por su singular destreza y pulcritud en el uso de la madera y la generación de espacios de confort adecuados a un clima a ratos poco amigable. Las casonas patronales, los galpones, la bodega estación, los templos: luterano en Paillaco y católico de Reumén. Claramente hay mucho que rescatar y por qué organizarse como sociedad civil, para velar por su defensa, conservación y mantención.

VALOR URBANO

Hay un elemento del Urbanismo Histórico que muy pocas ciudades en el país la tienen tan bien logrado como Paillaco. se trata del denominado Damero Español. Es esa manzana perfecta de 100 m por 100 m que se respeta a la hora de generar nuevas áreas de expansión urbana. No lo encontramos tan valorado en ninguna de las comunas pequeñas ni grandes del sur chileno y, sin embargo, en nuestra ciudad se mantiene inalterable; con la única excepción de calle Perez Rosales que genera una pequeña diagonal. El denominado damero español debe su nombre a que los españoles lo usaron en muchos lugares que colonizaron, pero en realidad debiera llamarse damero romano, pues alude a las forma en que las legiones romanas se ubicaban en la batalla.

VALOR SIMBÓLICO, ARTÍSTICO Y SOCIAL

Elementos con valor simbólico, artístico y social, traen a mi memoria una lista tan larga que da para una nueva nota, sólo me permito en mi calidad de artista en el ámbito musical con marcada identidad local, consultor ambiental, estudiante del último ciclo de la carrera de arquitectura y como estudioso de temas patrimoniales; invitar a la comunidad paillaquina a valorar y defender sus bienes que le son identitarios, organizarse, asesorarse y lograr declaratorias patrimoniales que impliquen el ingreso de fondos a la comuna para su conservación y mantención.

Print Friendly, PDF & Email