Tribunal de Paillaco reconoce labor de oficial primero tras 40 años de servicio

Download PDF

El Juzgado de Letras, Familia y Garantía de Paillaco reconoció a David Muñoz Rosas, oficial primero del tribunal, por sus 40 años de labor.  El homenajeado ingresó al Poder Judicial en 1977 como oficial tercero del Juzgado de Letras de Pitrufquen, posteriormente se trasladó al Segundo Juzgado del  Crimen de Valdivia, para luego arribar al tribunal de Paillaco, que ha sido su “hogar” por más de 20 años.

 

Durante la ceremonia de reconocimiento, que tuvo lugar el jueves 3 de agosto, Muñoz señaló que “siempre he dicho que este tribunal es como una familia. Agradezco las manifestaciones de cariño, porque uno se siente valorado y querido por  sus colegas y eso es importante porque finamente uno pasa acá la mayor parte del día”.

 

“Cuando llegué acá fue por una mejor oportunidad laborar, pero también para crecer como profesional. Con la magistrada Cecilia Samur, que ahora es jueza del TOP de Valdivia-  organizamos este tribunal en la parte administrativa. Fue un gran desafío del cual me siento muy orgulloso”, puntualizó el oficial primero.

 

David Muñoz o “Donda”, como cariñosamente le llaman sus compañeros de trabajo, ha recibido a todos los funcionarios que actualmente forman parte del tribunal, ya que es el único que queda de la dotación original que dio vida al tribunal en 1993.

 

En 1982 asumió como dirigente de la Asociación Nacional de Empleados del Poder Judicial, regional Valdivia, labor que ejerció por 10 años. En 2006, su espíritu de superación lo motivó a estudiar la carrera de Ingeniería en Administración de Empresas, en la Universidad de Los Lagos, obteniendo su título profesional en el  2010, adquiriendo conocimientos que puso a disposición del tribunal para una mejor gestión.

 

La jueza presidenta del tribunal, Lucia Massri Ergas, recordó que “pese a lo agotador y difícil que fue ese periodo -por los viajes y las largas jornadas de estudio- jamás descuidó su trabajo y fue un excelente alumno. David tiene una voluntad de oro y siempre se las arregla para resolver cualquier problema, por lo que siempre ha sido un colaborador muy valioso”.

 

En el plano humano, la magistrada Massri destaca que Muñoz “es un tremendo funcionario y una bellísima persona, representa el verdadero espíritu de lo que debe ser un funcionario judicial. Siempre dispuesto a aprender y logrando adaptarse a todos los cambios y novedades de la tecnología. En mi opinión, las palabras excelencia y lealtad son las que mejor lo definen”.

 

Print Friendly, PDF & Email