Templo católico de La Unión necesita 120 millones de pesos para reparar su infraestructura y fachada.

La Unión La voz de la región Noticias centrales
Download PDF

La Parroquia San José de La Unión, fue construida hace un siglo. Y el tiempo ha dejado su marca en la madera y la pintura que ha sustentado el templo católico.

Por ello, el miércoles pasado, se lanzó una campaña destinada a recolectar fondos para rescatar su fachada principal y frenar el deterioro de la que ha sido objeto en todos estos años.

El padre Javier Cárdenas Hurtado cuenta que “la primera tarea que nos propusimos, es dar a conocer en toda la región la importancia social, turística y patrimonial que cumple la parroquia, siendo un punto de reunión y oración, también de encuentro cultural y musical” dijo el presbítero.

Su estilizada figura de estilo románico gótico, la hace una pieza única en el sur de Chile, y es reflejo del visionario trabajo de colonos y artesanos, que en conjunto, formaron la identidad de esta localidad.

“Hoy es tiempo de mantenerla, y para preservar este legado se requiere de fondos para un gran proyecto de mantención que remplace y repare ventanas, cornisas, piezas de maderas y techumbre…estamos hablando de alrededor de 120 millones de pesos para los trabajos, y es por ello que pedimos la ayuda de todos.” Manifestó el padre Javier.

La cuenta corriente, creada exclusivamente para este proyecto es la Nº 680 477 57 del Banco Santander.

100 años de historia

La Parroquia San José es el principal templo católico de la ciudad. Se terminó de construír el año 1914. Su constructor fué don Juan Hille.

Se emplaza frente a la plaza, configurando la esquina sur poniente de ella con su fuerte presencia y jerarquía sobre los demás edificios circundantes. Posee una planta basilical, con una bóveda central principal y dos bóvedas laterales secundarias. Posee elementos del románico que se reflejan en los arcos y bóvedas de medio punto y algunos elementos góticos como los arcos ojivales del altar y su proporción, con una mayor predominancia de la vertical. Consta de una torre principal, que alberga un reloj que fuera donado por el Colegio Alemán, y se encuentra flanqueada por dos torres pequeñas que armonizan el conjunto de fachada generando su imagen de hito urbano.

Destaca su fino revestimiento interior en madera de alerce que le confiere una fuerte imagen que contrasta con vanos y vitrales. Es también posible apreciar en la obra, la inclusión de otras maderas nobles como el roble y el laurel, que dan cuenta de un detallado trabajo de artesanía.

El exterior posee revestimientos de planchas de metal estampados, típicos de la arquitectura de la colonización alemana, que sumados a cornisas y otros elementos decorativos, le confieren su estilo de época.

DSC04481

DSC04485

DSC04487

SAM_0406

SAM_0412

Print Friendly, PDF & Email