Solicitan que Rilesur se someta a un Estudio de Impacto Ambiental antes de implementar modificaciones en su proceso productivo.

Download PDF

Malos olores y multa cursada el año pasado hacen insuficiente una Declaración de Impacto Ambiental para los cambios que proyecta implementar la empresa, según alerta médico y concejal paillaquino Miguel Ángel Carrasco.

En alerta se encuentran los habitantes de El Llolly y Nontuelá ante la posibilidad de que la empresa Rilesur realice modificaciones en su proceso productivo.

Así lo manifestó el médico y edil de Paillaco, Miguel Ángel Carrasco, quien solicitó en sesión ordinaria de Concejo Municipal que se gestione un Estudio de Impacto Ambiental (EIA) para verificar si Riles Sur cumple con la normativa vigente, luego de que trascendiera que la empresa implementaría cambios en su producción.

Residuos Industriales del Sur Limitada (RileSur)   es una empresa que se dedica a la producción de biosólido o acondicionador de suelo usando materiales residuales orgánicos e inertes provenientes de pisciculturas, lecherías, grasas, lavaduras, sépticos y lavado de redes.

“Esta empresa durante años ha sido indicada como la responsable de generar  malos olores que han afectado a los habitantes de El Llolly y Nontuela, y a todas las personas que circulan entre Reumén y Futrono”, explicó el médico.

Para el profesional, la Declaración de Impacto Ambiental presentada en diciembre del 2015  con el propósito de recibir la autorización para realizar una serie de adecuaciones en el tratamiento de los biosólidos, resulta a todas luces insuficiente.

“La empresa debe escuchar a la comunidad, a los pueblos originarios, y demostrar técnicamente que cumple con la normativa en cada uno de sus procesos productivos. Por ello, resulta perentorio que las autoridades ambientales pidan a esta empresa un Estudio de Impacto Ambiental”, agregó Carrasco.

PREOCUPACIÓN CIUDADANA

En el mismo tenor, Agnis Espinoza, presidenta del Comité Medioambiental por un Paillaco Limpio, manifestó su preocupación por la calidad de vida de los vecinos de El Llolly y Nontuelá a raíz de los malos olores provenientes de dicha empresa.

“Dentro de los próximos días nos reuniremos con los habitantes del sector, quienes han realizado una serie de gestiones con la finalidad de terminar con esta problemática”, agregó.

El miércoles 13 de enero, Carrasco solicitó en reunión de Concejo que la Municipalidad  solicite a las autoridades ambientales el inicio de un Estudio de Impacto Ambiental, considerando la cantidad de personas afectadas y el antecedente de la sanción aplicada por la Superintendencia del Medio Ambiente a mediados del año pasado.

El organismo estatal procedió a formular cargos en contra de Rilesur Ltda. tras detectar una serie de incumplimientos ambientales.

Entre las infracciones imputadas a Rilesur se encuentra la tala de bosque nativo en áreas no autorizadas, reportes de aguas subterráneas incompletos y ejecución de modificaciones al proyecto sin contar con Resolución de Calificación Ambiental (RCA), pese a que el Servicio de Evaluación Ambiental de Los Ríos (SEA) había instruido al titular la obligación de ingresar el proyecto a evaluación ambiental.

Print Friendly, PDF & Email