SAG inspecciona 250 hectáreas de plantaciones de bulbos para exportación

Download PDF

Durante el 2016 se espera que 60 millones de unidades delilium y tulipanes producidos en la Región de Los Ríos lleguen a mercados tan diversos como China, Estados Unidos,Japón, Australia y México.

250 hectáreas de plantaciones de bulbos de tulipanes y liliumson inspeccionadas por el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) en la Región de Los Ríos, trabajo que permitirá certificar la condición sanitaria para exportar más de 60 millones bulbos de dichas flores a diversos mercados internacionales.

“Nuestra labor es asegurar que el producto cumpla con los requisitos fitosanitarios exigidos por los países de destino, para ello hacemos un trabajo arduo en toda la cadena productiva, descartando la presencia de cualquier agente que dañe el prestigio sanitario que tiene nuestro país, ya que dicha condición es lo que nos permite exportar estos y muchos otros cultivos”, detalló el Director Regionaldel SAG, Jorge Oltra.

El proceso de inspección realizada por el SAG tiene una duración de siete meses aproximadamente, la cual culmina con la certificación queindica que dichos bulbos están libres de plagas las plagas cuarentenarias solicitadas por el país de destino como Globoderarostochiensis y Tabaccoringspot virus, entre otras. Lo anterior acceder a mercados como China, Japón, Estados Unidos, Holanda, Australia, Colombia, Nigeria, Vietnam, Taiwán y México, donde serán destinado a la producción de flores.

Lo anterior se concretará durante el año 2016, esperando exportar  53 millones de bulbos de lilium y 16 millones tulipanes producidos en la Región de Los Ríos. “El SAG en nuestra región certifica el40% del  bulbos  cultivados en nuestro país, por lo que este rubro tiene una enorme importancia en la economía regional y nacional, generando empleos y aportando significativamente al desarrollo del sector silvoagropecuario”, indicó la Seremi de Agricultura, Claudia Lopetegui.

La inspección fitosanitaria comienza con la inscripción de variedades, luego se toman muestras de suelo, se ejecutan inspecciones de campopara análisis de virus y hongos y se finaliza con la revisión en packing, donde se busca que el bulbo no contenga suelo ni pudriciones.

Print Friendly, PDF & Email