Rechazan reparo en contra de ex directivos del servicio de salud Valdivia

Download PDF

Tribunal de Cuentas de Segunda Instancia rechazó demandade la Contraloría Regionalde Los Ríos contra de la Dra. Marianela Caro y Andrés Ureta.

El Tribunal de Cuentas de Segunda Instancia, en su resolución de fecha 12 de agosto recién pasado, y por la unanimidad de sus miembros, resolvió acoger el recurso de apelación interpuesto por la Dra. Marianela Caro y Andrés Ureta, ex Directora y ex Subdirector Administrativo (s) del Servicio de Salud Valdivia, respectivamente, revocando el fallo que acogió el reparo formulado por la Contraloría Regional de Los Ríos, en relación a la autorización y pago de 2 notas de cambio que significaron aumentos de obra en la construcción del Hospital de Corral, por concepto de mejoramiento del sello de fundación y movimientos de tierra adicionales a los contemplados en los planos del proyecto topográfico.

El tribunal estimo que ambas notas de cambio, las cuales eran el único instrumento válido para acordar y efectuar modificaciones al contrato de la obra, se originaron por un imprevisto de carácter técnico, cuya realización era imprescindible y que mejoraron la funcionalidad de la obra, que se actuó con estricto apego a las bases de licitación, encontrándose plenamente justificada su ejecución y sin que se pueda imputar responsabilidad civil alguna a los ex directivos del Servicio de Salud.

Es importante tener presente que el Tribunal de Cuentas de Segunda Instancia, que resolvió rechazar, en forma unánime, la demanda de la Contraloría Regional de Los Ríos en contra de los ex directivos del Servicio de Salud, estuvo integrado por un Abogado de la propia Contraloría, en representación del Contralor General de la República, y dos Abogados externos o independientes.

La Dra. Caro y Ureta manifestaron su malestar por la forma en que se dio a conocer la noticia y de la actitud de algunos dirigentes gremiales, específicamente de la Fenats de la Dirección del Servicio de Salud, que no respetaron la presunción de inocencia hasta que un tribunal competente se pronunciara, como ha sido en este caso, en que ha quedado demostrado que actuaron con total profesionalismo, diligencia, resguardo de los recursos fiscales y de la obra en construcción, y de respeto a la normativa vigente y a las bases que regularon la licitación del Hospital de Corral. Concluyen señalando que, lamentablemente,no se podrá reparar el daño causado por esta demanda.

Print Friendly, PDF & Email