Raúl Zurita recibe Premio de Poesía Pablo Neruda de manos de la Presidenta Michelle Bachelet

Cultura La voz de Chile La voz de la región Noticias destacadas
Download PDF

Acompañada del Ministro de Cultura, Ernesto Ottone, la
mandataria entregó en La Moneda el reconocimiento al poeta de 66 años,
quien se convirtió en el cuarto chileno en obtener el galardón que
entrega el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, sumándose a
Carmen Berenguer, Óscar Hahn y Nicanor Parra.
El pasado 21 de junio, el jurado encargado de escoger
al ganador del Premio Iberoamericano de Poesía Pablo Neruda 2016 fue
enfático: «Desde Neruda ha habido pocas figuras en la poesía chilena
de estas últimas décadas que hayan llevado la poesía y la historia
latinoamericana a un horizonte tan extremo como la de Raúl Zurita».
Dichas palabras fueron revividas hoy por el Ministro de Cultura,
Ernesto Ottone, en la ceremonia donde el poeta nacional recibió el
preciado galardón de manos de la Presidenta Michelle Bachelet.
«Me siento muy contento. Me siento honrado y nos queda pendiente el
más grande poema: hacer de la vida algo bello. Yo creo que hay una
generación de poetas jóvenes que están emergiendo y que es
absolutamente notable. La poesía es la voz más profunda del pueblo de
Chile. Puede desconocerse, puede no leerse pero ahí está en lista lo
que somos, nuestros sueños, nuestras esperanzas, los temores, nuestras
dudas, nuestros fracasos, nuestras aspiraciones. Todos con la poesía
chilena. Espero que, si existe Dios, tenga la bondad de permitirme
escribir un par de poemas hermosos, porque si no lo hago, me sentiría
el peor de los hombres», afirmó Zurita.
Sobre el reconocimiento y el trabajo del poeta, el Ministro de
Cultura, Ernesto Ottone, dijo: «Estamos muy felices con la decisión
del jurado y se lo hicimos saber a Raúl cuando supimos la noticia.
Este es un reconocimiento internacional a la fuerza de su poética y lo
que ha significado en los últimos cuarenta años, dando impulso a una
nueva poesía, donde los temas sociales y políticos, nuestro territorio
e identidad, están reflejados plenamente. Quedamos todos muy
emocionados con su discurso, y con este premio se hace justicia con
uno de los grandes poetas que tenemos en vida, así que hay que
aprovecharlo. Nos pone muy felices que afirme que todavía le queda por
escribir, porque eso quiere decir que tenemos Raúl Zurita para rato».
Además de una medalla y diploma oficial, el autor de «Purgatorio»
obtendrá 60 mil dólares, monto que sitúa a este reconocimiento como
uno de los más relevantes de Iberoamérica.
El jurado integrado por Mercedes Roffé (Argentina), Roberto Echavarren
(Uruguay), Jorge Boccanera (Argentina), Naín Nómez (Chile) y Cristián
Warnken (Chile), y Augusto de Campos, (Brasil) decidió premiar a
Zurita destacando, entre otros aspectos, «la trascendencia de su
poesía, a través de la cual se expresan las distintas voces de la
historia latinoamericana reciente, y una vivencia telúrica y alucinada
de la geografía americana, mediante una escritura innovadora, que
retoma y reelabora los puntos claves de la tradición cultural
occidental», según leyó el Ministro Ottone en la ceremonia.
El Premio Iberoamericano de Poesía Pablo Neruda es concedido por el
Consejo Nacional de la Cultura y las Artes (CNCA), a través del
Consejo Nacional del Libro y la Lectura (CNLL), a un autor o autora de
reconocida trayectoria, cuyo trabajo sea una entrega notable al
diálogo cultural y artístico de Iberoamérica.
Zurita, quien en 1979 removió la escena literaria local con uno de sus
textos esenciales, «Purgatorio», ha sobresalido en las letras chilenas
como una de sus voces contemporáneas más relevantes. Desde los ’70
destaca como uno de los nombres detrás del CADA (Colectivo de Acciones
de Arte), donde compartió con Lotty Rossenfeld, Juan Castillo y
Diamela Eltit, utilizando el arte como arma de resistencia política y
escudo a los vejámenes del Estado.
«Anteparaíso» (1982), «El amor de Chile» (1987) y «Zurita» (2011) son
algunas de sus obras más transversales, donde la temática política se
convierte en un eje fundamental de sus letras. El golpe militar y el
dolor intrínseco que origina este cisma define su creación y la motiva
como un mitigante de ese desgarro país. Así es como su poesía se suma
a la tradición latinoamericana de las letras que resisten y explican
los procesos políticos en los que ha devenido el continente.
El premio, de carácter anual, fue creado en 2004 como homenaje al
centenario de Neruda, por acuerdo entre el CNCA y la Fundación Pablo
Neruda, y desde entonces ha recaído en José Emilio Pacheco (México);
Juan Gelman (Argentina); Carlos Germán Belli (Perú); Fina
García-Marruz (Cuba); Carmen Berenguer (Chile); Ernesto Cardenal
(Nicaragua); Antonio Cisneros (Perú); Óscar Hahn (Chile); Nicanor
Parra (Chile); José Kozer (Cuba); Reina María Rodríguez (Cuba); y en
Augusto de Campos (Brasil).

Print Friendly, PDF & Email