Ramona Reyes enfrentada a su momento crucial: A un minuto de la gloria o de la caída libre

Noticias centrales Paillaco Política
Download PDF

 

Acaba de temblar en la Región de Los Ríos. Ramona Reyes, la presidenta regional de la Asociación de Municipalidades, una de las pocas alcaldesas socialistas de Chile, otrora «mujer dorada de la política de Los Ríos», incendió las redes sociales al tirar el mantel y decir con todas sus letras que su partido la dejó sola.

Ni el más lúcido analista social intuyó o sospechó la reacción de la autoridad paillaquina.  En menos de 10 minutos le dijo con todas sus letras a uno de los hombres más influyentes del país, al senador De Urresti, que había sido un «nulo apoyo político» en la pretensión social de cerca de 50 mil personas (futroninos, laguinos y paillaquinos) que soñaban con ver a sus hijos estudiando en el Centro de Formación Técnica Estatal, el cual finalmente se instalará en La Unión.

Ramona Reyes de «pasadita» se mofó públicamente del Intendente Montecinos y su «Región Modelo»: No le mandó a decir con nadie que en su calidad de «pichirropullano» debió habérsela jugado por su comuna y que veía con incredulidad la llegada de una sub-sede a Paillaco.

También dirigió sus misiles contra una de las más grandes votaciones nacionales: El Diputado Enrique Jaramillo, a quien también criticó por su silencio, el cual a su juicio terminó beneficiando a La Unión.

Como si todo lo anterior hubiera sido poco, los raspacachos también alcanzaron a la mismísima Universidad Austral de Chile, a la cual acusó de haber creado un traje a la medida para que el CFT quedará en la capital del Ranco.

Hasta aquí, para muchos, todo esto no pasa de ser una de las mayores incontinencias verbales de que se tenga memoria.

Sin embargo, muy pocos han visto que esto puede ser el inicio de una verdadera pesadilla para el poder político establecido en la región.

La mayoría de la fauna política regional ve a Ramona Reyes en la punta de un precipicio. Las facturas dentro de las próximas semanas deberían comenzar a despacharse para ser cobradas desde la Intendencia Regional, y la llave de recursos públicos y apoyos va a comenzar a cerrarse  poco a poco.

Pero, lo que no han notado aún es que Ramona Reyes ya no tiene nada que perder y en esta posición ella sabe moverse como poco.  Pasó de manera automática a liderar la disidencia Socialista que ruega a todos los santos que llegue alguien que los represente; además Simón Mancilla, el alcalde PS de Los Lagos ha mostrado simpatía por ella.

A su izquierda está el Partido Comunista, con quien ha estrechado sus lazos y conexiones. Del PPD también ha sacado un trozo de cariño: Sarita Jaramillo, la Alcaldesa de Futrono, le ha manifestado públicamente su amistad y aprecio.  Otro dato: Las redes sociales en este último conflicto estuvieron mayoritariamente con Ramona Reyes.

La alcaldesa de Paillaco no está cómoda en su sillón actual. Si ella resiste la vuelta de mano que se le avecina («le van a cobrar las monedas»), consigue más amigos y reconvierte a algunos enemigos, y de paso le suma ideas y discurso a su rebeldía,  habrá llegado a la primera división de la política regional mirando hacia Valparaíso (ya que la nueva Ley Electoral pide que el 40% de la lista sean mujeres). Con mística, ni siquiera el Senador De Urresti será capaz de detenerla.

Por el contrario, si ella no logra controlar su ansiedad, si continúa rodeada de funcionarios que sólo le dicen lo que quiere escuchar, si sigue confusa en el plano comunicacional, no genera noticias y no se toma la agenda informativa de Los Ríos, estaremos en presencia de los últimos destellos de una mujer que pudo hacer historia en su territorio, y podríamos verla desganada y frágil en campaña por un tercer periodo en Paillaco.

En los dos escenarios, esta noticia sigue en desarrollo y la última palabra la tiene Ramona Reyes.

Print Friendly, PDF & Email