Ramona Reyes y su cuenta pública 2014: ¿Comenzó la cuenta regresiva para el recambio en el sillón municipal?

Noticias destacadas Paillaco Política
Download PDF

La Cuenta Pública 2014 que entregó la alcaldesa Ramona Reyes el viernes pasado en el auditorio Santiago Santana  no pasó desapercibida.

Primero, llamó la atención la ausencia de autoridades y personeros de la Nueva Mayoría: No estuvieron el Senador Alfonso de Urresti, el Diputado Enrique Jaramillo, menos el Intendente Regional, Egon Montecinos, ni los Cores.  Sólo llegaron al Seremi Marcos Leal, el Diputado Fuenzalida y el Consejero Regional Luis Cuvertino, escasa audiencia si se toma en cuenta que Ramona Reyes es presidenta de la Asociación Regional de Alcaldes.

Este año, la alcaldesa de Paillaco fue acompañada por los concejales Ruth Castillo, José Aravena, Orlando Castro, Carlos Rolack y Javier Callis. No asistió el concejal PPD, Miguel Ángel Carrasco.

Al día siguiente en la radios locales, Carrasco explicó que su ausencia se debió a que el 2014 la alcaldesa Ramona Reyes lo dejó fuera de cualquier decisión comunitaria o técnica y que no actuó como la líder de  la Nueva Mayoría cuando debió enfrentar las acusaciones de los concejales comunistas.

Finalizada la cuenta pública, la Municipalidad de Paillaco emitió un comunicado de prensa donde afirmó que  el equipo de SECPLAN gestionó más de 5.400 millones de pesos, que han permitido la construcción de la sala cuna en el sector norte, el mejoramiento del estadio de Reumén, la construcción del gimnasio de Reumén, la reposición de la posta de Santa Rosa y el mejoramiento del complejo deportivo municipal, entre otros.

Sin embargo, fueron los mismos dirigentes sociales quienes comentaron que aún no se logran concretar proyectos que la ciudadanía espera por años como el Centro de Diálisis, que lleva más de dos años cerrado y sin funcionar; el anhelado Terminal de Buses Rurales, y la falta de horas médicas en el Cesfam ya es un problema crónico que aún no se resuelve.

Dirigentes que prefieren el anonimato señalan que “desearíamos más participación ciudadana, pero a excepción del proyecto Quiero Mi Barrio,  nunca nos han pedido la opinión para nada”

Gradualmente, la sensación de abandono en Paillaco aumenta y diariamente surgen cada vez  más voces pidiendo  liderazgo comunal. Quizás esta cuenta pública es la señal más clara de que comienza una nueva etapa en Paillaco.

 

Print Friendly, PDF & Email