Profesor valdiviano que perdió visión de su ojo por perdigon de Carabineros: “Usan la violencia para amedrentar a quienes queremos un cambio”

Chile Noticias destacadas Política
Download PDF

Felipe Bórquez es profesor de inglés y parte del Colegio de Profesores, el martes 29 participaba pacíficamente de las movilizaciones que transcurren en el país en Valdivia.

Mientras se dirigía desde el puente Calle-Calle hacia el centro para registrar la concentración en Plaza de la República de Valdivia fue agredido con un disparo de perdigón en su rostro que le hizo perder la visión total de su ojo derecho.

El hecho ocurrió en calle Carampangue de la ciudad a las 22 horas aproximadamente, mientras Felipe corría del carro lanza gases para evitar la acción represiva.

Debido al disparo de perdigón en su rostro, el docente quedó con fractura en la cavidad ocular e inutilizado en su totalidad su ojo derecho, pasando a ser parte del listado de 157 víctimas con daño ocular a causa de los abusos de Fuerzas Especiales durante las protestas nacionales que registra el Instituto Nacional de Derechos Humanos.

Manifestación pacífica y la agresión de Carabineros

Ese día martes 29 cerca de las 22 horas, Felipe junto a un grupo de amigos siguieron a la marcha desde la intersección de Picarte con Arauco hacia el centro, para poder registrar y fotografiar las acciones que se llevaban a cabo en ese lugar.

Su recorrido pacífico, se vio interrumpido por un escuadrón de Fuerzas Especiales que lanzaron bombas lacrimógenas y que acompañados del “guanaco” terminó de dispersar al grupo de personas que se dirigía hacia Plaza de la República.

.

Ellos no corrieron y se guarecieron en la vereda, pero muchos no pudieron escapar, entre ellas niñas y niños con algunas familias, a las que Felipe y sus amigos les tocó asistir junto a su familia, ya que “su hijo de 7 años que se veía muy afectado por los gases tóxicos”, explica.

El centro era irrespirable, el “zorrillo” y el carro lanzaaguas de carabineros había pasado reiteradas veces entre Picarte y Arauco, por lo que Bórquez junto al grupo decidieron caminar a la calle paralela de Chacabuco con Caupolicán con la intención de alejarse de la zona de tensión.

Dispararon balines a civiles

En ese momento, se encontraron con el zorrillo que actuaba contra unos pocos manifestantes. El carro lanza gases se acercó hacia el grupo del docente por lo que decidieron correr hacia calle Carampangue buscando refugio del tóxico gas.

Por un segundo, mientras corría, Felipe gira para mirar hacia atrás, cuando derrepente “siento un golpe en la cara”. Era el perdigón que Carabineros disparaba y se alojaba en el ojo del joven valdiviano.

Esos segundos, Felipe no sabía que ocurría, se encontraba sangrando. Al principio creyó que le había llegado una piedra, pero el grito de “le dispararon al compañero” le alertó de la gravedad de situación.

La rápida acción de personas que se encontraban en el lugar y de Bomberos permitieron a Felipe lograr atención médica oportuna .

Perdí la visión de mi ojo”

“Mi ojo derecho perdió la visión completa, su funcionalidad es nula”. El oftalmólogo me dijo que el diagnóstico no era favorable, la expansión del impacto del perdigón generó fractura en la cavidad del ojo y el elemento se quedó alojado detrás”.

Lo que alivia un poco al joven valdiviano es que no se vieron comprometidos nervios ni músculos, además cuenta con un tratamiento con corticoides esperando que la inflamación baje para poder evaluar una cirugía, señala Bórquez.

Responsables ausentes

Desde un inicio, el Director del Instituto de Derechos Humanos de Los Ríos, Sebastián Smart, se acercó al hospital donde era atendido Felipe para prestarle asesoría y guía en la difícil situación, con el fin de presentar una querella por posibles apremios ilegítimos.

Sin embargo, la ausencia total de comunicación y preocupación de la institución de Carabineros y del Gobierno que encabeza el Intendente de Los Ríos, César Asenjo con el caso es inexplicable para Felipe.

“Ellos son los responsables de la agresión que recibí”, ellos elaboran y dan las órdenes para cometer estas atrocidades, también Bórquez responsabiliza al Presidente Piñera “que trajo nuevamente la dictadura a mi país querido, y esto jamás nadie lo olvidará”, afirmó el joven docente.

Violencia para amedrentar

Bórquez ha sido observador y activo participante de las protestas, de acuerdo a su experiencia explica que “me parece desmedida la violencia aplicada sobre la marcha del 29 de octubre que fue totalmente pacífica, por que a diferencia del lunes que tuvo muchas barricadas y destrozos contra las AFPs y la institucionalidad Carabineros brilló por su ausencia”, afirma.

«Desconozco los motivos del abuso de la fuerza que hace Carabineros, pero especulando, podría decir que el uso de violencia es una estrategia para amedrentar a la ciudadanía que busca un cambio”, señala.

Finalmente, y al respecto de sus razones que lo han motivado para registrar las protestas en Valdivia, el docente explicó a Capsular, “esto ha sido hermoso, jamás había visto tanta masividad y resistencia, pero también tanta represión. Pensé que debía estar registrando, documentar el momento histórico y hacer en algún momento un proyecto audiovisual a futuro”.

Fuente información   capsular.cl

Print Friendly, PDF & Email