Pichirropullana brilla en obra de teatro inspirada en Gladys Marin

Download PDF

Tres actrices representan el desvarío de una mujer que cree ser la gran líder comunista. Los despertares de Marín, comienza el 4 de julio en Matucana 100. 

Una mujer en plena psicosis suicida cree ser Gladys Marín. En paralelo, un confundido joven comunista cuestiona su militancia. El encuentro de estos personajes, frente a la sede del partido en Calama, genera las tensiones que dan vida a Los despertares de Marín. Co producida por Matucana 100, la nueva obra del dramaturgo y director nacional, Bosco Cayo (El Dylan, Plan Vivienda), se presentará desde el 4 al 21 de julio en el Espacio Patricio Bunster de M100

“La obra cuenta la historia de una mujer que delira con ser Gladys Marín y de su encuentro con un miembro de las Juventudes Comunistas que necesita creer. Ese encuentro fortuito, se vuelve muy importante para los dos, porque puede responder si es que vale la pena seguir creyendo en los partidos, en la política o en las nuevas formas de organización”, señala el dramaturgo.

En este montaje de vuelo poético, se mezclan la vida de la máxima referente de la izquierda de los 80 y 90, su mítico Tren de la victoria (1999) y discursos extraídos de noticias y redes sociales. Este cruce en el desértico norte chileno, está a cargo de la compañía Teatro Sin Dominio, y tiene como protagonistas a las actrices Verónica Medel, April Gregory y Alejandra Oviedo. Un reparto que se completa junto a  Jaime Leiva y Felipe Zepeda.

“Es una obra que escribo a partir de la situación política en que estamos. La escribí a fines del 2017, por la necesidad de querer que Gladys Marín esté con nosotros y que pueda responder, hablar y decir lo que quizás hoy no se puede decir. Para mi siempre fue una mujer muy inspiradora. Siempre quise escribir esta obra”, explica Cayo, quién profundiza “creo que es muy actual porque las ideas y reflexiones de Gladys, estaban muy adelantadas. Ella hacía un pronóstico lamentable y terrible, que es en lo que estamos hoy”. 

Teatro Sin Dominio es una compañía que cuestiona la realidad política nacional, poniendo en escena los discursos de los ciudadanos movilizados. Para este objetivo recopila material de los medios de comunicación masivos, creando ficciones que contengan y reflexionen en torno a las temáticas urgentes que circulan en el país. La compañía cuenta con tres montajes: Silabario (2014), parte de Santiago a Mil 2015; Asepsia (2015) y La Dama de Los Andes (2017), texto ganador en la categoría dramaturgia de los Premios Literarios 2017 del ex CNCA.

Fuente información elciudadano.com

Print Friendly, PDF & Email