Ossandón apunta a Piñera por su silencio en el caso Penta

La voz de Chile Noticias centrales Política Sociales
Download PDF

El senador de RN, Manuel José Ossandón, apuntó al ex Presidente Sebastián Piñera de guardar silencio en el Pentagate, ya que los controladores del holding, Carlos Eugenio Lavín y Carlos Alberto Délano, lo ayudaron a conformar su primer gabinete y agrega que su negativa a pronunciarse es porque “tiene miedo de que lo ensucien”.

En entrevista con La Tercera, el senador por Santiago Oriente sostiene que en la derecha hay líderes que se han mantenido en silencio y debieran salir a hablar del caso Penta como es el caso del ex mandatario.

“El ex Presidente Piñera, por ejemplo. Celebro que haya estado en Venezuela y remarcara su defensa de la democracia y los derechos humanos. Eso es un reflejo de su liderazgo no sólo en Chile, sino también en Latinoamérica. Y no entiendo que la Presidenta Bachelet no haya defendido a un ex presidente. Pero con la misma fuerza con que Piñera condena lo que ocurre en Venezuela, debería pronunciarse por el caso Penta. Él tiene que marcar una línea, tiene el deber de hacerlo, y vemos que guarda un silencio prolongado”, argumenta.

En cuanto a la razón por la que no se ha pronunciado sobre el tema, Ossandón explica que “creo que tiene miedo de que lo ensucien. No digo que él esté metido en ese caso, porque estoy seguro de que no lo está. Y por eso mismo él tiene la libertad de marcar una línea. Aunque reconozco que para nadie es fácil hablar con dureza de sus amigos. Porque muchos de los involucrados son sus amigos, algunos de los cuales lo ayudaron a conformar su primer gabinete, como Carlos Eugenio Lavín y Carlos Alberto Délano. Y hay mucha gente cercana a él que también está tocada por las investigaciones, como ex subsecretarios, ex ministros y escuderos de su gobierno”.

En ese sentido, señala que la opinión de Piñera es “vital” porque “él viene del mundo empresarial y, por tanto, uno esperaría que saliera a condenar este tipo de prácticas entre política y negocios, pero también se pronunciara con mucha fuerza en otros casos como Cascadas o también lo que ocurre con otro de sus amigos, Juan Bilbao (ex presidente de Consorcio que enfrenta un proceso judicial en EEUU por uso de información privilegiada)”.

Sin embargo, como critica el silencio de Piñera también lo hace con el mundo empresarial, ya que no ha visto una autocrítica de ellos y “hasta ahora la única reflexión es que son los políticos los responsables de toda esta debacle de Penta, pero no he visto a Icare, a la Sofofa o a la CPC condenando las conductas de algunos de sus colegas”.

Además, el “Cote” realiza una fuerte crítica al nuevo conglomerado opositor que integran RN, la UDI, el PRI y Evópoli, afirmando que este resuelve la forma, pero no el fondo, porque “más que nombres, coaliciones o partidos únicos, lo que necesitamos son ideas nuevas y una hoja de ruta clara en la que estemos todos de acuerdo. Pero primero hay que limpiarse bien. Este nuevo conglomerado no nos va a solucionar los problemas”.

Sin embargo, sostiene que la refundación de la derecha pasa por entender que “respondemos a ideas y no a cuentas corrientes ni financistas. Primero hay que lograr esa base y después preocuparnos de la unidad y del nombre de fantasía. Creo que la derecha tiene un mejor plan que la propia Presidenta Bachelet, pero escándalos como el caso Penta hacen que la gente desconfíe de los partidos de derecha”.

“Esto es como una bomba de aceite que nos puede salpicar a todos. Esta relación incestuosa entre algunos políticos con empresarios nos estalló en la cara. Yo lo advertí durante el gobierno anterior, y fui tratado de ‘traidor’. Y en esto la historia me ha dado la razón. Pero lo relevante es que mientras muchos ven esta crisis como algo terminal, yo la veo como una gran oportunidad para que podamos demostrarles nuestros valores y principios a los chilenos. El caso Penta implica un punto de quiebre, que definirá nuestro futuro como sector político”, menciona.

Ossandón también cuestiona la forma en cómo la UDI ha enfrentado el Pentagate, arguyendo que es difícil porque hay “personas de la directiva que están involucradas. Y pienso que si están involucradas en un caso tan grave, sean culpables o no culpables, debieron haber dado un paso al costado desde el primer minuto. Esto es como en los militares: aquí hay una responsabilidad del mando”.

Y añade que “muchas veces, cuando hay un conflicto, el primero que renuncia es el que manda, para que la cosa se pueda arreglar. Y si la situación se ha agravado creo que es en parte por eso. En nuestro sector necesitamos una UDI distinta, que haga que la gente no nos vincule con los grandes empresarios, sino con los emprendedores. Como antes, como lo fue la UDI popular de Pablo Longueira de hace muchos años atrás. Por esto no es sólo de la UDI. En nuestro sector hay líderes que han mantenido silencio, y deberían salir a hablar”.

El senador también señala que el gobierno debe ser muy responsable para enfrentar este complejo escenario, puesto que a su juicio está en riesgo la democracia. “Con este desprestigio que tenemos en la política, no va a ir nadie a votar. Y no hay nada peor para una democracia que tener políticos que no estén validados”, afirma.

Asimismo, descarta tajantemente haber recibido ayuda de Penta para su campaña política, argumentando que “ellos financiaron a los que compitieron contra mí”.

Explica que su campaña fue financiada por “aportes reservados, que eran $ 89 millones de pesos; aportes públicos, de gente de Puente Alto y algunos empresarios que aparecen con nombre y apellido. El resto, con el aporte de mi familia. Y bueno, con lo que ayuda el Estado también, por concepto de devolución por votos”.

 

Por: elmostrador.cl

Print Friendly, PDF & Email