Ministerio de Agricultura entrega recomendaciones para manejo del ganado en sectores afectados por la erupción del volcán Calbuco‏.

Noticias destacadas
Download PDF

En base a los antecedentes recopilados en erupciones anteriores de similares características y producto de las visitas realizadas a los sectores afectados, más las muestras tomadas con cenizas en praderas y agua, los especialistas de INIA y SAG  han realizado un listado con recomendaciones para los diferentes rubros que se pueden ver afectados por la caída de ceniza.

La seremi de Agricultura Claudia Lopetegui, destacó la rapidez con la ha actuado el Ministerio de Agricultura en esta emergencia, “para esta emergencia hemos estado desde un primer momento la con nuestros agricultores, en región de Los Ríos y la región de los Lagos hemos estado desplegados para entregar alimentos para animales y además hemos desplegado a veterinarios y especialistas que han estado tomando muestras de cenizas, agua y praderas, para poder tener un parámetro precisó de los elementos presentes en la ceniza y las acciones que debemos tomar como institución para salvaguardar a nuestra gente. Este ha sido el mandato de nuestra presidenta Bachelet quien ha estado atenta y coordinando las diferentes emergencias del país”.

Las principales recomendaciones apuntan al rubro ganadero tanto de ovinos como de bovinos. Sobre este tema también es importante destacar que ante la detección de malestares o muerte de un animal se debe dar inmediato aviso a SAG o INDAP para que se determinen las causas precisas del deceso.

Recomendaciones a ganaderos/as

·           Los rubros ovino y equino son los más sensibles a los efectos de la erupción en comparación con los bovinos.
·           En casos de erupciones anteriores, se produjeron daños por efectos mecánicos y toxicológicos (especialmente osteofluorosis), por lo tanto, se recomienda evitar el consumo de forraje y agua con cenizas.

·           Si se necesita adquirir alimentos como fardos, concentrado o silo en bolos, es importante calcular el costo del kilo de proteína y/o la Megacaloría de Energía Metabolizable que nos entregan estos alimentos. En los sectores afectados han pasado vendiendo fardos de mala calidad a $ 3.500 y bolos a $ 45.000. Con estos precios, es más conveniente comprar un concentrado. En este caso se debe tener precaución y observar atentamente el comportamiento de animales alimentados en base a concentrados ya que su bajo contenido de fibra genera riesgo de acidosis. Esto se soluciona dando fibra efectiva a los animales, como fardos de pasto seco, ensilajes, paja de cereales, etc.

·           Es probable que un ovino que no está acostumbrado a comer concentrado, pasto seco o ensilaje tradicional o en bolos, se demore uno a tres días en aceptarlo.

·           Si se tiene un número pequeño de animales se recomienda cosechar, sacudir y/o lavar la quila y otros arbustos de ramoneo para disminuir el consumo de cenizas.

·           Antes de entrar a pastorear una pradera contaminada con cenizas, se recomienda pasar una rastra de sacos o neumáticos o ramas para desplazar este material hacia el suelo. Esto es particularmente importante en especies con hojas pilosas como el pasto dulce (Holcus lanatus), pues en ellas se adhieren mejor las cenizas.

·           De ocurrir lluvias, estas provocan una disminución de las cenizas en suspensión y limpian considerablemente los forrajes, los que pueden volver a ser aprovechados por los animales.

·           Considerar además, que los animales tengan acceso a beber agua libre de contaminación con cenizas, idealmente en bebederos abastecidos por pozos profundos y vertientes. Si la cantidad de cenizas que están cayendo son importantes, se sugiere tapar los bebederos con plásticos, planchas de zinc u otros elementos y dar unas 2 veces por día.

·           Si se abastecen de cursos de aguas superficiales con cenizas, se recomienda, si es posible, extraer el agua y esperar un tiempo prudente para la decantación de las cenizas, aunque seguramente las partículas más finas quedarán en suspensión dejando el agua turbia.

·           La acumulación de cenizas entre las fibras de lana de los ovinos impide su eliminación con la lluvia y, por el contrario, aumenta el peso a transportar, lo que se agrava con el debilitamiento del animal por la escasa alimentación sobre todo si se encuentra en invierno en estado de gestación terminal o paridas e iniciando la lactancia.

·           Evitar que los animales recorran mucho ya que el esfuerzo genera un mayor requerimiento de energía, además, al agitarse aumenta la aspiración de cenizas.

·           Si consideramos que las cenizas tienen un efecto abrasivo (similar a una lija), para minimizar su ingreso por las vías respiratorias e impedir la ocurrencia de irritaciones a los ojos, se recomienda (si es posible) proteger los animales en galpones para impedir su contacto con las cenizas cada vez que éstas precipiten en forma abundante.

·           En los equinos, es importante limpiar su lomo con un cepillo antes de ponerle la montura para evitar heridas, no olvidar además que las cenizas pueden provocar irritación de la piel en cualquier especie animal.

·           El consumo de forraje con cenizas puede provocar un desgaste prematuro de la dentadura, de ocurrir esta situación es un factor más a tener en cuenta al momento de planificar la reposición de vientres.

·           En caso de que persista la caída de cenizas, pueden aparecer en el mediano plazo algunos problemas de salud en el ganado. Sugerimos, que ante la muerte de un animal en que se sospeche como causa la intoxicación o daño mecánico por cenizas, se determine el motivo exacto de ésta, para poder entregar a los productores las recomendaciones pertinentes.

·           Si la situación de caída de cenizas se hace más intensa y se decide descargar el predio, por ejemplo con la venta de animales, dejar los vientres como vacas y ovejas madres seleccionadas por su mejor condición. Por lo tanto, se deben vender machos y vientres de desecho.

·           De los elementos encontrados en erupciones anteriores y que pudieran servir como nutrientes para las plantas, generalmente han caído en cantidades bajas a muy bajas, además se trata de un material inerte y que necesitará de un tiempo muy prolongado para estar disponibles, decenas a centenas de años.

·           Si las praderas quedaran con abundante acumulación de cenizas, considerar alternativas de recuperación de estas praderas más afectadas como su incorporación al suelo con arado.

·           Hay una diversidad de condiciones de praderas con contenidos de cenizas que van desde 1 milímetro (Sector Ñilque, Puyehue) a más de 25 centímetros (Sector Río Hueñu Hueñu, Ensenada). La solución definitiva para cada caso dependerá de la altura de cenizas y el valor de la tierra. Predios con vista al Lago pueden llegar a tener un valor de $ 30.000.000 la hectárea, sin embargo, en Ralun difícilmente sobrepasan los $ 4.000.000, naturalmente en ambos casos las opciones a considerar pueden ser muy distintas.

·           Es muy importante destacar que, algunas de las apreciaciones entregadas pueden modificarse si continúa la emisión de cenizas o estas cambian su composición o si varía su dispersión producto de una relocalización por vientos.

·           Informar al SAG si el animal presenta pérdida de lana en ovinos, pelo en bovinos, dermatitis, afecciones respiratorias (tos, secreción nasal, bronquitis), desgaste dental,  problemas digestivos, afecciones oculares, muerte en ovejas preñadas, muerte de abejas.

·           Frente a la muerte del animal, deben dar aviso al SAG.

 ·           Recomendaciones para Apicultores/as

·           Si existe caída de ceniza, se recomienda el traslado de las colmenas a zonas no expuestas.

·           En zonas con ceniza en suspensión tapar las piqueras y dejar una apertura de 2 centímetros para la circulación de aire.

·           Limpiar la tabla de vuelo con un cepillo y trapo que no estén húmedos, eliminando con cuidado la ceniza acumulada sobre el techo de la colmena.

·           En cuanto a la alimentación es importante destacar que es con fines de mantención, por lo tanto, debe ser concentrada, más azúcar que agua.

·           No es recomendable suministrar jarabes más diluidos debido a que la humedad y el confinamiento de las abejas puede predisponer a enfermedades (ej: nosemosis).

·

·           Recomendaciones para pequeños productores/as  agrícolas

·           La capa de ceniza que se deposita sobre las hojas de las plantas es potencialmente abrasiva cuando hay viento,  se recomienda, donde sea posible y en este periodo, cultivar bajo plástico con lo que se evita que las hortalizas se cubran de cenizas. En caso de no ser posible lavar.

·           Se recomienda pasar un arado o rastra para incorporar la ceniza al suelo aumentando la infiltración de agua al suelo) en la infiltración del agua. De ser posible se recomienda dejar la tierra en barbecho, dependiendo del tipo de cultivo que se trate.

·      Es importante verificar todos los sistemas de riego efectuando los mantenimientos y limpiezas que sean necesarios. Esto puede ser útil para limpiar la fruta en caso de caída de ceniza para conseguir un producto de mejor aspecto para su venta.

·      Por último es importante mencionar que los agricultores deben estar alertas en la primavera con la posible aparición de ciertas plagas, ya que, con la caída de cenizas se produce un disturbio ecológico que facilita la aparición de algunas de ellas, como pulgones y orugas en ciertos cultivos.

Print Friendly, PDF & Email