Jóvenes de Paillaco fortalecieron sus habilidades musicales con clínicas de diversos intrumentos

Download PDF

El sábado se desarrolló la segunda versión del Rockservatorio y el tercer Festival de Bandas Juveniles, organizados por la Oficina Municipal de la Juventud y la Agrupación de Jóvenes por la Música de Paillaco. Las actividades se llevaron a cabo en el Centro Cultural Estación, congregando a más de 40 jóvenes que participaron en los talleres gratuitos de bajo, teclado, batería, guitara y canto.

La encargada de la Oficina de la Juventud, Frédérique Gudelj, contó que ambas actividades fueron solicitadas por la Agrupación de Jóvenes por la Música, quienes constantemente generan y participan de instancias que potencian sus habilidades musicales.

Con respecto a la segunda versión del Rockservatorio Gudelj comentó: “quedamos muy contentos con la convocatoria de este año; muchos niños, niñas y jóvenes tuvieron la oportunidad de aprender nuevas técnicas musicales con grandes profesores como Francisco Manzano en bajo, Beatriz Hermosilla en canto, Leonardo Mendoza en guitarra, Guillermo Patiño en batería y Gonzalo Espinoza en teclado”.

Gudelj añadió que las clínicas musicales y el tercer Festival de Bandas Juveniles son instancias valiosas, porque brindan la posibilidad de que los jóvenes puedan compartir sus conocimientos con artistas de basta trayectoria y presentar parte de sus destrezas musicales en vivo.

“En el Festival de Bandas fue posible presentar los resultados de los 5 talleres ofrecidos en el Rockservatorio, conocer los distintos estilos de las bandas locales y además, compartir el escenario con La Barra Blues, que presentó un show muy potente”, señaló.

Por su parte, la profesora y cantante Beatriz Hermosilla, destacó la gestión del municipio en este tipo de iniciativas que buscan entregar herramientas para el desarrollo de los nuevos artistas locales.

“En muy pocos lugares se generan espacios de encuentro donde destacados músicos regionales pueden entregar herramientas a jóvenes talentos para mejorar sus trabajos musicales. En Valdivia vemos con sana envidia las oportunidades que está generando Paillaco para sus jóvenes”, señaló la cantante.

Finalmente, Matías Ojeda, de 9 años de edad, valoró la oportunidad de aprender más sobre batería. “Lo pasé muy bien y me gustarían que se realizaran talleres como éste todos los sábados para seguir aprendiendo”.

Print Friendly, PDF & Email