Futuro Ingeniero paillaquino participará por segunda vez en torneo mundial de videojuego

Download PDF

Mario Tapia Benavides, paillaquino y futuro ingeniero en informática, es un jugador de videojuegos de talla internacional. Acaba de jugar un torneo mundial Intel Extreme Masters en Polonia y se prepara para ir a otra copa planetaria en Rumania.

NPX (apodo que usa Mario) es parte del equipo Kaos Latin Gamers, quienes ganaron la fase sudamericana del video juego Playerunknown’s Battlegrounds (PUBG).

Este deportista paillaquino nunca había asistido a un mundial y “bueno para ser la primera experiencia en un evento de esta magnitud, creemos que pudo ser mejor, y que tenemos más potencial del que pudimos mostrar en la Intel Extreme Masters. Desde mi perspectiva sirve como experiencia y saco muchas cosas positivas de mi presentación, hay harto que se puede mejorar para la siguiente oportunidad obtener un mejor resultado”, explica Mario Tapia.

En esta oportunidad, NPX entendió que a nivel mundial, aún en sudamérica deben seguir avanzando. “Los equipos que estaban en el torneo son unas bestias y no perdonan ningún error, en nuestro continente uno puede salirse con la suya si comete algún error no intencional, allá no”

Mario contó que llego al equipo Kaos Latin Gamers “hace unos 6 meses, cuando se contactó conmigo el actual capitán del equipo y me pregunto si quería ser parte de este proyecto”.

Sobre el video juego donde es un experto (el PUBG) Mario explica que “es como un Juegos del Hambre, pero en equipos, donde se tiran con solo un paracaídas desde un avión a una isla que, poco a poco, se va achicando, y uno tiene que ir sobreviviendo o matando a otros jugadores con las armas que se van encontrando en la isla. Mi rol es support, en mi cae la responsabilidad de cuidar las espaldas del equipo, tengo que asegurarme que nadie se nos cole o nos sorprendan por la espalda, para que nuestros dos snipers tengan que preocuparse solo de matar y ver hacia adelante”.

Un nuevo camino

Mario Tapia cuenta que juega “desde que tengo memoria jajaja, pero de alguna forma “más” competitiva, me atrevería a decir que desde los 10 años, aproximadamente”

Ser un jugador de la elite no es fácil. “Generalmente entrenamos alrededor de 7-8 horas al día, pero hay días en que comenzamos a las 3 de la tarde y terminamos a las 4 de la mañana”, explica NPX.

Dedicarse los video juegos en nuestro país es un tema complejo. “En Chile hay bastante nivel, el problema es que las oportunidades para la región son muy limitadas en comparación a otras regiones. Por ejemplo, allá estaban participando equipos que llevaban 6 años jugando juntos, y ya tenían varios mundiales en su historial. Y de sudamérica hay solo un cupo, entonces es complicado estar a la par, siendo que para muchos que llegan allá, es su primera experiencia”.

Sobre la posibilidad de vivir como jugador profesional de videojuegos, Mario explica que “si existen esos espacios, pero muy lejanos al nivel y estilo que es en otros países, en cierta manera es casi imposible “vivir” de los juegos aún, y aquellos que lo pueden hacer, son muy pocos”.

Sobre los desafíos que se vienen, agrega que “tenemos que estar en Rumania el 19 de Marzo, Ese torneo es bastante similar al que fuimos, pero con el doble en premios. Llegamos allá de la misma forma que clasificamos para Polonia, juegan equipos de todo Sur America y solo va a Rumania el equipo ganador”.

Padres y video juegos.

Muchos adolescentes cambiaron el fútbol o la música por los video juegos. Sobre este punto, Mario cree que “no tiene nada de malo ser apasionado por los juegos, es una forma más de expresar lo que a alguien le gusta, así como hay gente que es apasionada por el fútbol, hay gente que se apasiona por los videojuegos. Hay que tener cuidado cuando se dejan cosas importantes de lado, o el jugar empieza a afectar la salud de la persona”.

Sobre la visión que los padres pueden tener de esta actividad, Mario señala que “en mi caso mis padres siempre han entendido mi pasión por los juegos y siempre me han apoyado, aunque yo también nunca dejé de lado mis estudios, ni tampoco anteponía los juegos por sobre eventos importantes. Creo que eso es lo importante aquí, que no tiene nada de malo jugar videojuegos, hay varias cosas que las personas desarrollan de mejor forma por el solo hecho de jugar, el problema es cuando se dejan de hacer cosas importantes, como estudiar, comer, dormir, solo por jugar y que pueda desencadenar en problemas de salud después. Todo en exceso es malo si no es bien controlado”.

Print Friendly, PDF & Email