Incendio que destruyó filial de la Cruz Roja sería intencional

Download PDF

EN REUMÉN. Voluntarias y Bomberos descartan «accidente eléctrico» y recuerdan que el inmueble ya fue blanco de dos ataques incendiarios, durante este año.

Por: Juan Vargas Oñate fuente www.australvaldivia.cl

Intencional habría sido el incendio que, pasada la medianoche de ayer, destruyó totalmente la sede de la filial de la Cruz Roja en Reumén, comuna de Paillaco.

Así lo creen las voluntarias de la institución y lo reafirman las primeras pericias de Bomberos en el lugar.

La presidenta de la filial Pilar Cerda y la comandante del Cuerpo de Bomberos de esa localidad, Carolina Fuentes, descartan que el origen del fuego hubiese sido un «accidente eléctrico» o cortocircuito, como se pensó inicialmente. «Además hace 8 meses, la filial renovó el sistema eléctrico de la casa», dijo la presidenta.

Las voluntarias de la Cruz Roja Gladys Curumilla y Adriana Cárdenas, avalaron lo anterior, pues ellas fueron las últimas personas en dejar el inmueble, a las 18 horas del jueves. Ambas aseguran que dejaron todos los aparatos apagados y la electricidad desconectada, «como siempre».

«Anoche (el jueves), unos vecinos que llegaron al lugar, dijeron que había un fuerte hedor a bencina», agregaron.

Atentados

Tanto las voluntarias como la comandante de Bomberos, recordaron que en enero y febrero de este año, el inmueble de la filial, que tenía 71 años de antigüedad y está ubicado en la esquina de las calles Lautaro con Bernardo O’Higgins, fue blanco de dos ataques incendiarios. «Pero nunca se supo quiénes fueron los autores», señalaron.

Ahora, sin embargo, la institución iniciará acciones legales y pedirá una investigación formal, según lo confirmó la presidenta regional, María Escribano de la Fuente, quien llegó ayer al lugar para acompañar a las voluntarias de Reumén.

Sillas y camillas

Pilar Cerda, dijo que las pérdidas fueron totales y millonarias, aunque todavía no hay un avalúo oficial. «Pero hay cinco sillas de ruedas, tres camillas, dos burritos, dos colchones antiescaras, 35 frazadas, cajas con ropas y alimentos, completamente destruidos, además de la casa, que tiene valor patrimonial.», enumeró la presidenta y dijo que no hay seguros comprometidos.

Las voluntarias lamentaron especialmente la destrucción del inmueble con 71 años de servicio y donde se escribió -aseguran- parte de la historia de la comunidad reumenina. «Aquí acudían las personas de tercera edad y otros con vulnerabilidad económica y social, para hacer atendidos; hacíamos celebraciones también. El 28 de octubre hicimos una gran once para mayores de la zona», dijo Cerda.

Las voluntarias esperan que se concrete pronto un ofrecimiento de la Municipalidad de Paillaco, que les cedería una sala en la Escuela «Roberto Ojeda», para continuar con su labor.

«ERA COMO UNA CASA DE TODO EL PUEBLO»

La presidenta de la filial, Pilar Cerda, manifestó que la destrucción del inmueble «es un duro golpe al alma de las voluntarias y creo que de la comunidad reumenina. Nuestra casa, era la casa del pueblo, porque aquí los más necesitados encontraban remedios, sillas de ruedas , camillas, «burritos», ropas y alimentos. Cosas que nuestras voluntarias reunían para ayudar a los demás. Ahora, todo se quemó. Y más aun nos duele el alma, saber que fue por un ataque intencional, como ya había ocurrido en enero y febrero pasado. Quienes fueron, ahora lo lograron».

Print Friendly, PDF & Email