Paillaco: Falta de horas médicas y de psicólogo aumentan las recitaciones y la molestia ciudadana

Chile Noticias destacadas Paillaco Salud y Medio Ambiente
Download PDF

Alrededor de 100 pacientes crónicos y decenas de usuarios del programa de salud mental del Cesfam Lautaro Caro Ríos han debido ser recitados por falta de horas médicas y de psicólogo.

Esta situación comenzó a agudizarse hace mas menos un mes, cuando fue despedido un médico general de zona que estaba destinado a controlar los pacientes diabéticos, hipertensos o artrósicos el sector celeste. Desde entonces, las horas médicas de reemplazo han sido intermitentes y escasas, lo cual gatilló las recitaciones y la molestia de autoridades, usuarios e incluso funcionarios del Cesfam.

El presidente de la Comisión de Salud Municipal de Paillaco, Orlando Castro, lamenta esta situación afirmando que «es un problema serio considerando, que terminó el Sapu, que la oferta de fichas de morbilidad  diarias son insuficientes lo que provoca un colapso en el servicio de Urgencia, donde se está atendiendo un promedio de 100 pacientes al día».

Castro es severo en sus críticas a la gestión clínica de la salud municipal de Paillaco, argumentando que «este simple análisis nos indica que la mirada sanitaria desde el Desam (Departamento de Salud) es insuficiente,  no nos podemos dar el lujo de quedarnos sin un médico, porque esto repercute gravemente en la salud de nuestros usuarios».

La falta de horas médicas no es lo único que aproblema a los enfermos de Paillaco. Actualmente, hay un psicólogo con licencia y otro con permiso legal, y no han contratado más horas, «eso es complejo, llegan pacientes de salud mental descompasados, y le damos horas para un mes más, eso nos llena de impotencia», explicó a www.lavozdepaillaco.cl un funcionario que pidió reserva de identidad.

En los pasillos del Cesfam existe malestar contra los directivos de la salud comunal.  «Nos dicen que no hay dinero cuando expresamos la falta de horas médicas, cuando avisamos que no hay horas de salud mental», manifiesta un administrativo que suele dar la cara frente a la comunidad.

QUIEBRE CON EL GOBIERNO COMUNAL

Sin lugar a dudas, el último aniversario de la salud municipal de Paillaco, realizado la primera semana de septiembre de este año, marcará un antes y un después en la relación entre los trabajadores y la alcaldesa Ramona Reyes.

Aquella noche, la autoridad y ex-matrona les enrostró a los asistentes que la totalidad de quienes ahora trabajan en salud los había contratado ella, recordándoles además que por cada uno de ellos hay muchos esperando una oportunidad de trabajo. Estas palabras fueron interpretadas por parte de los asistentes como una provocación, otros incluso se sintieron humillados.  Desde entonces, la distancia entre los directivos y los trabajadores ha ido aumentando.

A menos de tres meses para que finalice el año 2019, las deficiencias en la gestión clínica, el crecientes malestar ciudadano y un grupo de trabajadores del Cesfam que critica y cuestiona las decisiones sanitarias,  son los principales desafíos a solucionar por Ramona Reyes y su equipo de confianza, para evitar que comience a hundirse el barco, a un año de las elecciones municipales.

 

Print Friendly, PDF & Email