Evitemos el extravío de niños en estas fiestas de Navidad y Año Nuevo

La voz de la región Noticias destacadas Utilidad Pública
Download PDF

Desde enero a septiembre del 2015, la PDI ha recibido a nivel nacional 8.438 órdenes de investigar por presunta

desgracia asociada a extravío de menores, de las cuales 312 casos, corresponden al segmento niños de 0 a 9

años.

En la región de Los Ríos en tanto, el total de órdenes de investigar recibidas por la Brigada de Homicidios de la

PDI -unidad a cargo de este tipo de casos en la zona- alcanzan las 116, de las cuales 4 afectan a niños entre 0 y

9 años y que se producen principalmente, por extravío de pequeños que se alejan de los adultos que los cuidan,

generando situaciones de mucha angustia.

Una señal respecto a la preocupación que esta problemática genera es la alta convocatoria que alcanzan

campañas preventivas como “Sebra-Seguridad en Brazalete” y “Sano y Seguro, Siempre” de la Jefatura Nacional

de Ubicación de Personas iniciativas que han llegado -entre enero y octubre de 2015- a un total de 55.000

personas en todo el país.

Estas campañas incluyen acciones como una libreta de datos del niño o niña y pulseras con sus datos de

identificación, las que están diseñadas para mejorar los tiempos de reacción para ubicarlos y/o identificarlos

cuando se separan de los adultos responsables de su cuidado o, cuando ocurra algún otro hecho de mayor

connotación.

Además, cada campaña está siempre acompañada de consejos preventivos. Cabe destacar que objetivos de

estas acciones apuntan a generar conciencia sobre los riesgos a que están expuestos y a cómo activar factores

protectores en el núcleo familiar.

Estas acciones preventivas apuntan a entregar consejos tanto a los padres como a los niños. En el caso de los

primeros, se recomienda por ejemplo, nunca perder de vista a un niño y enseñarle información básica como el

teléfono y nombre de sus padres. Asimismo, a los menores se les explica que nunca deben andar solos y que

deben esperar en calma en caso de separarse de sus padres.

Ante el extravío de una persona tras desconocer su paradero, la denuncia debe ser presentada lo antes posible.

Se recomienda también llamar a todos los familiares y amigos más cercanos para ver si el desaparecido ha

tenido algún contacto, y también llamar o concurrir a todos los lugares que frecuenta. En el caso del extravío de

un niño o niña, la PDI recomienda hacerlo de inmediato.

Al mismo tiempo, como en otro tipo de situaciones, es importante asumir también el deber del autocuidado

manteniendo siempre la debida preocupación y vigilancia de nuestros niños en especial en estas fechas o

eventos masivos próximos al verano.

Esto no sólo es parte de la responsabilidad que debe observarse dentro del núcleo familiar. Una actitud solidaria

y colaborativa a nivel comunitario también puede contribuir a la prevención de la angustiante experiencia del

extravío de nuestros pequeños.

Print Friendly, PDF & Email