Diputado Jaramillo por proyecto para regularizar cuarteles de bomberos “es un reconocimiento a una de las instituciones más respetables del país”

La voz de la región Noticias destacadas Política
Download PDF

Con la aprobación de la Comisión de Bomberos de la Cámara de Diputados, y luego la ratificación de forma unánime por la Sala de la Corporación, se aprobó el proyecto de Ley que busca regularizar la edificaciones propias o en comodato destinadas a los cuarteles de Bomberos, centros de entrenamiento, o casas de cuarteleros que estén en terrenos pertenecientes a la institución.

 

La iniciativa, para el Vicepresidente de la Cámara de Diputados, Enrique Jaramillo, es de gran utilidad para regularizar las construcciones y poder optar a beneficios que entrega el Gobierno “en el país existe un alto porcentaje de Cuarteles de Bomberos que no poseen permiso de edificación o recepción definitiva por la Dirección de Obras Municipales correspondiente, lo cual mantiene fuera de le ley a dichas construcciones, impidiendo a estos Cuerpos de Bomberos participar en las postulaciones para mejorar sus dependencias mediante subsidios o proyectos de inversión estatal”.

 

Según explicó Jaramillo, ocurre muchas veces que por razones económicas, o porque el trámite no se realizó oportunamente al momento de la edificación los cuarteles no alcanzan a regularizarse “es sabido que el factor económico es un tema difícil para los bomberos, la falta de recursos complica que se realicen dichas inscripciones, o también ocurre que por crecimiento de la comuna se debe ampliar la dotación y sus dependencias, pero la Planificación Territorial no lo permite, por tanto ahora se hace un reconocimiento a una de las instituciones más respetables del país, que no han podido optar a este tipo de beneficio”.

 

En Chile se han promulgado las denominadas «leyes del mono», por ejemplo la Ley N°19.583 y la N°20.251 que han permitido la regularización de diversos tipos de edificaciones, sin embargo, por las dimensiones de los metros construidos no se han considerado a los cuarteles de bomberos o los centros de entrenamiento.

 

El proyecto establece un plazo de 36 meses regularizar la situación de las construcciones con o sin permiso, y que no cuenten con recepción definitiva o que hayan materializado el cambio de destino de las edificaciones existentes en forma no concordante con los usos del suelo permitidos por los planes reguladores.​

 

Print Friendly, PDF & Email