Cuidado con este trago para niños: En las fondas gana terreno el «terremoto infantil»

Chile Noticias destacadas Salud y Medio Ambiente
Download PDF

Especialista recomendó reemplazar por agua o jugos naturales.

En estas Fiestas Patrias ha surgido el “Terremoto infantil”, similar al popular bebestible que mezcla pipeño, granadina, helado de piña) tiene su versión para niños que en vez de alcohol cuenta con jugo o bebida de piña.

Según consignó la radio Bío Bío, el jefe del Departamento de Nutrición y Salud de la Fundación Integra, Jaime Folch, advirtió sobre los riesgos de este brebaje aclarando que “es una bomba calórica, que aporta solamente azúcar, imaginemos que un terremoto normal para niños y niñas aporta 160 calorías, lo cual equivale al 10% promedio de las calorías que necesitan por día los niños entre 2 y 5 años”.

Folch describió seis efectos del “Terremoto para niños” y bebidas con alto nivel de azúcar.

1. Ganancia de peso

Todas las bebidas azucaradas no aportan nutrientes al cuerpo, solo calorías extras y vacías. Tienen un gran impacto al estimular la formación de la grasa corporal, el aumento de la grasa circulante en sangre (colesterol-triglicéridos) y la presión arterial por su alto contenido en Sodio, además disminuyen los niveles del colesterol protector del corazón (HDL) en niños y adultos.

2. Peligro de diabetes

El alto contenido de azúcar aumenta la probabilidad de tener sobrepeso u obesidad, las concentraciones de glucosa en la sangre y, con el tiempo, puede provocar alteraciones metabólicas como la falta de respuesta insulínica del cuerpo, siendo la principal causa de la resistencia a la insulina y diabetes mellitus tipo 2.

De hecho, se ha visto que los cuadros de intolerancia a la insulina se está viendo a más temprana edad, estamos hablando de 8 a 9 años, lo cual pone en riesgo la salud de los niños y obviamente su rendimiento académico en el resto de su vida.

3. Caries dentales

El consumo excesivo de azúcar, especialmente de bebidas azucaradas, va afectando el esmalte dental por el cambio de la acidez de la boca, lo que favorece a la producción de caries dentales.

4. Provoca adicción

El consumo de azúcar genera rápidamente un círculo vicioso, mientras más tomamos esto aumenta el deseo por volver a consumir, disminuye el interés por otro líquido y produce hiperactividad en los niños. Además, el consumo de azúcares genera que el “hambre” del niño sea cada vez más pronto.

5. Factor cafeína

El alto contenido en las bebidas, principalmente en las colas, causa efectos en el comportamiento como el aumento del estado de alerta, causa de nerviosismo, irritabilidad, insomnio y taquicardia. Los niños desarrollan dolores de cabeza, cansancio y dificultad para dormir.

6. Ojo con las alergias

El contenido de varios de los aditivos para dar el color característico a las bebidas gaseosas causa diversas alteraciones como alergias e hiperactividad, debido a que son liberadores de histaminas. Los síntomas más comunes son el asma, rinitis y urticaria.

Beneficios del agua

“Es importante destacar los beneficios del agua. Es el único liquido totalmente neutro, que no altera la acidez bucal ni gástrica, no contiene aditivos que facilitan la desmineralización del hueso, no estimula formación de grasa ni promueve el aumento de peso corporal, ayuda a mantener los riñones sanos y lo más importante, nos mantiene hidratados y saludables”, explicó Folch.

Fuente: El Navegable

Print Friendly, PDF & Email