Crece presión a Villalobos: general director de Carabineros avaló evidencia de software Antorcha en reuniones con fiscales

Download PDF

La primera reunión fue el 10 de agosto. Villalobos habló sobre evidencias que ayudarían a combatir los atentados incendiarios en el sur del país, e incluso se atrevió a anticipar que al día siguiente ocurriría un ataque en la Ruta 5 Sur. Los antecedentes fueron entregados al Ministerio del Interior y a la Fiscalía Nacional.

No han sido días fáciles para Bruno Villalobos. Entre agosto y septiembre de 2017, el general director de Carabineros participó en 3 reuniones con los fiscales de La Araucanía. En esos encuentros, Villalobos validó las pruebas con las que se inculpó a los comuneros mapuche por atentados incendiarios en el sur del país.

De acuerdo a un reportaje del Centro de Investigación Periodística (Ciper), la primera reunión fue el 10 de agosto. Villalobos habló sobre evidencias que ayudarían a combatir los atentados, e incluso se atrevió a anticipar que al día siguiente ocurriría un ataque en la Ruta 5 Sur. Los antecedentes fueron entregados al Ministerio del Interior y a la Fiscalía Nacional.

Para esa época, de acuerdo a declaración de varios funcionarios de inteligencia de Carabineros a Ciper, el software creado por Alex Smith, “Antorcha”, ya estaba operativo. Pero todo cae por su propio. Hoy en día los persecutores afirman que la aplicación utilizada por la Unidad de Inteligencia es falsa, tesis apoyada por el Consejo de Defensa del Estado (CDE), quien se sumó a la causa como querellante.

El 3o de agosto, Villalobos visitó nuevamente la Fiscalía Regional de La Araucanía, para poner al tanto a los fiscales de las evidencias obtenidas por su unidad de Inteligencia de Temuco.

“En esta reunión el general Villalobos nos informó a los concurrentes que poseía importante información de inteligencia sobre los sujetos que habrían participado de los últimos atentados incendiarios de Transportes Calafquen, en Metrenco , y en San José de la Mariquina, que había ocurrido dos días antes. Quería conocer los canales a través de los cuales nos podía entregar la información para que fuera útil en las investigaciones y se pudiera utilizar”.

Pocos días después, el 6 de septiembre, Villalobos llegó al edificio ubicado a los pies del Cerro Ñielol, en Temuco, junto al director nacional de Inteligencia de Carabineros, el general Gonzalo Blu. Ambos se reunieron con los fiscales Cristián Paredes, Roberto Garrido, Luis Arroyo y con el jefe de esa unidad jurídica, Felipe Mardones.

De esa reunión, Arroyo relató: “esta vez, el general Villalobos nos mencionó que tenía información concreta sobre los autores de los últimos atentados incendiarios para entregárnosla; consultó sobre la posibilidad de pedir órdenes de detención en contra de estos sujetos si se nos entregaban dichos antecedentes”.

A partir de esa reunión se coordinó la entrega del oficio N°130, en el cual se presentaron las presuntas conversaciones de los dirigentes mapuches coordinando los atentados. El documento también señalaba financiamiento para llevar a cabo estas acciones.

A 5 meses de esta útlima reunión, todas estas conversaciones, así como la aplicación “Antorcha” están puestas en duda, al punto de que el mismo Villalobos llamó a retiro recientemente al ex coronel Marcelo Teuber, al mayor Patricio Marín Lazo y al capitán Leonardo Osses, así como también al ingeniero Alex Smith, cuyos títulos hoy, también, están en tela de juicio y se presume que son falsos.

Fuente información www.elmostrador.cl

Print Friendly, PDF & Email