Consejeros Regionales de la Alianza acusan al Gobierno Regional de abandono total del Convenio de Programación Minsal – Gore

Economía La voz de la región Salud y Medio Ambiente Sociales
Download PDF

Como un abandono total a las necesidades de salud de la región, acusaron los consejeros y ex consejeros de la alianza a las actuales autoridades regionales, el no gestionar y defender la ejecución del Convenio de Programación de Salud de Los Ríos, suscrito entre el Gobierno Regional de Los Ríos y el Ministerio de Salud en noviembre del 2013.

Los ex cores de la alianza Arnoldo Toledo (RN), Claudio Mansilla (RN) Marcela Cartagena (UDI), y los actuales integrantes del Core Los Ríos, Eduardo Hölck (UDI) y Felipe Mena (UDI) junto a la ex directora del Servicio de Salud Marianela Caro emplazaron esta mañana al Gobierno a defender el Convenio, como una gestión de Estado y no del gobierno de turno, saliendo al paso de las declaraciones del actual director del Servicio de Salud Valdivia, Patricio Rosas, quien manifestó que éste no había sido tramitado en el Ministerio de Hacienda.

“El convenio de programación fue enviado por el Gobierno Regional de Los Ríos mediante oficio N° 3795, con fecha 23 de diciembre de 2013, quedando en trámite en el Ministerio de Hacienda y la lógica indica que inmediatamente ocurrido el cambio de gobierno, las nuevas autoridades locales defenderían las inversiones regionales, situación que en este caso no ha ocurrido”, señaló el ex consejero regional, Arnoldo Toledo.

Toledo indicó que es preocupante que el actual director del servicio de salud no tenga conocimiento que los Convenios de Programación no son un requisito para asignar los recursos presupuestarios sectoriales en infraestructura: “Los Ministerios efectúan sus inversiones en infraestructura de acuerdo a sus “priorizaciones” y con los recursos que cada año se contemplan en las respectivas leyes de presupuesto”.

Por su parte el Core Eduardo Hölck (UDI) llamó al Gobierno Regional a no desechar al tarro de la basura lo realizado por los profesionales y equipos de salud, como en el caso del complejo hospitalario del Ranco: “Los hospitales de Rio Bueno y La Unión, al igual que el de Los Lagos, Panguipulli y la normalización del hospital base de Valdivia, debieran ser defendidos por el actual Gobierno”.

Agregó que “cuando existe un convenio de programación es responsabilidad de la institución asignar prioritariamente los recursos regulares para la ejecución de las inversiones convenidas entre ambas partes”.

En consecuencia, Hölck manifestó que “es deseable la existencia de este tipo de convenios porque constituyen acuerdos formales y vinculantes entre los Gobiernos Regionales y los Ministerios, pero no son un requisito exclusivo para asignar los recursos presupuestarios destinados a los ministerios”.

Por su parte Felipe Mena, señaló “que es deber del director del Servicio de Salud velar por la reposición de la infraestructura en Salud, y este debiera haber representado oportunamente las necesidades locales de manera que hubieran sido debidamente priorizadas por el nivel central, y no haber tomado vacaciones en cuanto asumió en el cargo”.

Mena agregó que “si existe un compromiso del Gore de Los Ríos a través del FNDR para infraestructura hospitalaria en la región, de 45 mil millones en 11 años, que es lo acordado en este convenio, esperamos también que el Ministerio de Salud cumpla con los 91 mil millones comprometidos para llevarlo adelante”.

Claudio Mansilla, ex Core (RN) por su parte manifestó: “aquí se trata de falta de voluntad política del Gobierno Regional, de defender ante el Gobierno central las condiciones de salud de la ciudadanía de la Región de Los Ríos”.

En la oportunidad la ex directora del Servicio de Salud, Marianela Caro, también manifestó que “hasta la propia Presidenta de la República, Michelle Bachelet, en su pasado discurso del 21 de mayo, hizo referencia al Convenio de Programación de Salud de nuestra región, catalogándolo como único en materia de descentralización”.

El Convenio de Programación de la Región de Los Ríos (2013 –2023) establece un compromiso por un monto de 136 mil 545 millones 786 mil pesos, de los cuales el 33,3% sería financiado por el Gobierno Regional, aporte FNDR de 45 mil 464 millones 667 mil pesos en un plazo de 11 años, y un 66,7% de aporte sectorial, correspondiente a 91 mil 81 millones 119 mil pesos del Minsal, en un plazo de 8 años.

El convenio consideraba compromiso por parte del Minsal, de la construcción de los Hospitales de Lanco, La Unión, Rio Bueno y Los Lagos, y la normalización del Hospital Base de Valdivia. Además de los estudios de pre – factibilidad de Futrono, Panguipulli, EPH Paillaco, estrategias de salud mental y centros comunitarios de rehabilitación.

Por su parte el Gobierno Regional se comprometía a la construcción de 16 centros de atención primaria (CESFAM) y 58 postas rurales.

Destacan entre los proyectos, la ejecución del Consultorio Las Ánimas y el diseño del centro de salud familiar Barrios Bajos. Los centros de Salud Familiar (Cesfam) Santa Rosa, Paillaco y Malalhue. La posta Folilco y Puquiñe.La reposición de las postas Mississippi y Quillalhue.

La doctora Marianela Caro, ex directora del Servicio de Salud Valdivia señaló que “toda la información fue entregada a la Subsecretaria de Salud a través de la entrega de Gobierno efectuada por el jefe de inversiones”.

Caro agregó que sin duda “el Convenio es un compromiso entre el Gobierno Regional y el Minsal que va más allá de los Gobiernos de turno, es una carta de navegación para la renovación de la infraestructura priorizada, y el decreto supremo formaliza el Convenio”.

Asimismo, la ex Directora de Salud agregó que “los recursos se presupuestan anualmente, y eso fue lo que hice durante mi gestión: dejar 4 mil 100 millones del presupuesto para el del 2014, para el diseño de los hospitales de La Unión y Rio Bueno y para la construcción del hospital de Lanco, proyecto que fue entregado en estado de licitación”.

Print Friendly, PDF & Email