Congelaron mejoras salariales por críticas a la Municipalidad de Paillaco.

Download PDF

Los trabajadores de la atención primaria paillaquina tienen detenidas una serie de reivindicaciones salariales, luego de que sus dirigentes gremiales salieran en defensa de tres trabajadores que iban ha ser despedidos por el Departamento de Salud.

Lo anterior quedó al descubierto a través de un correo electrónico, con fecha diciembre de 2017, enviado por Patricio Uribe, funcionario del Departamento de Salud de Paillaco.

circular DESAM

En el texto, Uribe explicó que “por instrucciones de la Dirección, informo a Ud. que la Autoridad Comunal ha decidido congelar a partir de este momento los beneficios de la eventual incorporación de los funcionarios a contrata a la carrera funcionaria y de la modificación de la escala de remuneraciones en un grado para todo el personal”.

En el correo se explica que “tal decisión se avala en el malestar que ha generado la intervención de los gremios con respecto a la disminución de la dotación establecida en el plan anual de salud correspondiente al año 2018”.

EL INICIO DEL CONFLICTO

Todo comenzó cuando Cesar Durán, jefe del Departamento de Salud Municipal, inició las gestiones para despedir e indemnizar a Alexander Zeballos, dentista; a Doris Cifuentes, parvularia, y a Karina Kunstmann, administrativa. Para ello necesitaba que el concejo municipal autorizara el traspaso de 30 millones de pesos para financiar las desvinculaciones.

El millonario desembolso fue rechazado por la unanimidad de los integrantes del Concejo Municipal, en una sesión donde estuvo presente el Presidente Nacional de la Confusam, Esteban Maturana, y los líderes de los gremios paillaquinos Renato Araya y Ricardo Díaz.

La presencia de los dirigentes gremiales habría sido la causa de la molestia de Ramona Reyes y lo que motivó el correo despachado por el funcionario a cargo del personal del Desam, Patricio Uribe.

El concejal Orlando Castro, presidente de la Comisión de Salud Municipal, señaló que “desconocer los acuerdos, por parte de la autoridad, no le hace bien a las buenas relaciones que deben existir con los trabajadores”.

Por otro lado, “la presencia del presidente nacional de la Confusam, Esteban Maturana, marcó un precedente importante, dado el manejo poco transparente que le ha dado al tema Cesar Durán”.

A la fecha de la publicación de esta nota, aún no existía claridad respecto a cuando se van a concretar los beneficios pactados entre los trabajadores y la administración municipal.

El concejal Orlando Castro espera que sea “lo más pronto posible”.

Print Friendly, PDF & Email