Comunidad aprendió estrategias para ayudar a personas con Asperger

La voz de la región Noticias destacadas Salud y Medio Ambiente
Download PDF

Gracias al Fondo de Fortalecimiento de Organizaciones de Interés Público (FFOIP), la Agrupación de Padres, Familiares y Amigos de Personas con Asperger realizó un masivo seminario en Valdivia.

Más de 300 asistentes participaron en el seminario “Jornada de trabajo Visualización del Asperger en nuestra sociedad”, que organizó la Agrupación de Padres, Familiares y Amigos de Personas con Asperger, en el marco de un proyecto que fue financiado por el Fondo de Fortalecimiento de Organizaciones de Interés Público (FFOIP), del ministerio Secretaría General de Gobierno.

El encuentro, desarrollado en el Hotel y Casino Dreams de Valdivia, tuvo por objetivo dar a conocer cómo es vivir con una persona con Asperger, de tal forma que no sea discriminada, demostrando que son seres humanos con necesidades especiales para poder desarrollarse en sociedad. En la jornada estuvo presente el seremi de Gobierno Marco Leal, la directora del Senadis Karina Riquelme y la directiva de la agrupación organizadora.

Cabe destacar que una persona que tiene el Síndrome de Asperger es alguien con dificultades para interactuar socialmente, que por lo general se obsesiona con ciertas cosas, como juguetes específicos en el caso de los niños o ciertas rutinas, pero que pueden llegar a ser muy buenos en lo que hacen. Ejemplos de famosos reconocidos con Asperger son el ex tenista nacional Marcelo Ríos, el creador de Microsoft Bill Gates y el cineasta Steven Spielberg.

Al respecto, el seremi Leal explicó que la inclusión es un tema prioritario en esta administración. “Para el Gobierno que lidera nuestra Presidenta Michelle Bachelet, la inclusión y la no discriminación son temas muy importantes. Es por ello que hemos apoyado iniciativas como ésta, beneficiándola con el Fondo de Fortalecimiento, el cual tiene por objetivo aportar al bien común de la sociedad a través de acciones que permitan el desarrollo integral de las organizaciones y sus integrantes”, señaló.
A su vez, la directora regional de Senadis, Karina Riquelme, dijo que “iniciativas como la que tuvo la agrupación de Asperger Valdivia son fundamentales para la sociedad, ya que educan sobre diferentes condiciones referentes a la discapacidad, en este caso sobre signos y manejos del Síndrome Asperger. Como se pudo observar, la demanda sobre querer saber de esta condición es tremenda, el auditorium se llenó y llegaron participantes de otras regiones, profesionales, papás de personas que lo más seguro que han tenido un peregrinar sin respuesta de un conjunto de manifestaciones que requieren un adecuado manejo y tratamiento. Sin duda una tremenda iniciativa por parte de esta agrupación y un tremendo desafío para nosotros como Gobierno y servicios públicos que trabajamos para la población más vulnerable».

Balance positivo

La agrupación organizadora de la jornada postuló y se adjudicó un millón 980 mil pesos del Fondo de Fortalecimiento de Organizaciones de Interés Público (FFOIP) para realizar un seminario abierto a la comunidad, en el cual una experta explicó detalles poco conocidos de este síndrome.

Anselmo Catalán, presidente de la agrupación, señaló que la invitación fue extendida a padres y familiares de niños con Asperger en Valdivia. “Teníamos la impresión que vendría harta gente, pero nunca pensamos que llegaría tanta. Durante las preguntas nos dimos cuenta que llegaron personas de Puerto Varas, de Puerto Montt, de Temuco. Todos ellos se fueron enterando de este encuentro y decidieron venir. Esto demuestra que el tema del Asperger no es algo aislado”.

“Quedamos muy conformes, porque la gente que vino participó activamente. La mayoría de los presentes tenía un hijo o un familiar con este síndrome ya diagnosticado, entonces no venían a preguntar cómo identificar el Asperger, sino a compartir cómo convivir con él”, apuntó.

Catalán, cuya pareja es madre de un joven de 18 años con Asperger y que hoy estudia ingeniería Civil Informática, aclaró que si este síndrome es detectado a tiempo, y si las necesidades especiales de la persona son atendidas correctamente, entonces podrá llevar una vida casi normal.

“El hijo de mi pareja, que fue el motivo por el que creamos esta agrupación, hoy estudia en la universidad y en el verano hará su pre práctica. Para ello hay que trabajar con ellos, tenerles sicólogos y apoyarlos siempre, porque el Asperger es para toda la vida, pero si se trata, pueden tener una vida casi normal”, aseguró.

La charla

La profesional invitada a exponer fue la educadora diferencial Pía Depaoli, quien labora en la Escuela Amanecer de Temuco y tiene una larga experiencia trabajando con estudiantes con cuadros autistas y síndrome de Asperger.

“En los últimos años, ha crecido la población con diagnóstico, ya sea autista o con rasgos autistas. Esta información es desconocida por la población general. Hemos detectado que La Araucanía es una de las regiones que tiene más niños con gen autista. Si bien no hay una cantidad exacta, creemos que uno de cada 20 niños puede tener rasgos del espectro del autismo, y los padres no tienen suficiente información sobre este tema”, indicó.

Depaoli agregó que el Asperger es una condición, y su diagnóstico tiene muchos matices. “El síndrome de Asperger es un conjunto de trastornos asociados al espectro autista. El nivel de funcionalidad del paciente determinará el diagnóstico”, señaló.

Respecto a cómo identificar un posible síndrome de Asperger, la profesional dijo que a temprana edad aparecen algunas señales que puede ser percibidas por los padres. “Hay hartos indicadores, pero lo más importante es el contacto visual, la cercanía con los padres o con los roles significativos dentro de la familia, juegos autoestimulatorios, fijarse como ordenan las cosas, si colocan en fila todos los autitos, si clasifican los juguetes o si se obsesionan con uno en particular. Esos son los primeros detalles que uno debe ver. Si eso es reiterativo, el consejo es ir a donde un especialista”, indicó.

Finalmente, la profesional aclaró que “uno nace con el síndrome de Asperger. Es una condición continua y permanente, pero se pueden generar estrategias para que la persona pueda desarrollarse en sociedad. Hay que recordar que una persona con Asperger tiene muchas dificultades para interactuar socialmente”, dijo.

Reacciones

Juan Pablo de la Sota es padre de un pequeño de 8 años que tiene este síndrome. “Nos dimos cuenta de algunos detalles cuando Daniel estaba en kínder, antes de entrar a primero básico. Ahí empezamos a asesorarnos y buscar profesionales para tratarlo. Primero queríamos saber qué le pasaba y al final encontramos un especialista en Temuco. Después empezamos a ver las estrategias para ayudarlo”, señaló.

Agregó que “una de las cosas que más me gustó de este encuentro, más que explicar que es el Asperger, porque llevamos unos años ya viviendo con él, es conocer estrategias para ayudar a nuestros hijos. Uno se ve medio entrampado, no sabes qué hacer, cómo ayudarlos, y por eso es muy bueno que se realicen charlas de este tipo, porque sin lugar a dudas ayuda mucho a las familias”.

Entre los asistentes también había educadoras diferenciales que se desempeñan en distintos establecimientos de la capital regional. Una de ellas es Nayadeth Soto, quien lleva menos de un año trabajando en una escuela de lenguaje. “Me enteré de esta charla por un afiche que había en el colegio donde trabajo. Allá hay varios niños con rasgos y características especiales. Yo vine con algunas colegas que, al igual que yo, estamos egresadas hace muy poco. Entonces queríamos saber y conocer ciertas estrategias que nos permitan atender de mejor forma a los niños y lograr un aprendizaje significativo”, explicó.

“Me pareció muy productiva, si bien estudiamos educación diferencial, esto es muy diverso y uno debe estar aprendiendo constantemente, conocer nuevas estrategias o aprender sobre los temas”, agregó.

Similar fue la evaluación de Ximena Treulen, madre de un niño con Asperger y desde abril integrante de la agrupación de padres, familiares y amigos. “Estamos súper contentos. Nosotros llegamos este año, en abril, a la agrupación, y desde entonces mi hijo ha avanzado mucho. Por eso queríamos que llegara harta gente, así que estamos felices”, dijo.

“Yo me di cuenta cuando mi hijo tenía 2 años. Uno como mamá se cuestiona y no lo toma en serio, pero a los 4 años una neuróloga lo diagnosticó. Uno ve algunos detalles, como que tu hijo tiene muy buena memoria, que se aprende todo muy rápido, que se aprende las banderas de todos los países, pero que a la vez le cuesta sociabilizar. Creo que es fundamental que esto se detecte a temprana edad, y que las educadoras de los jardines estén preparadas para atenderlos. Mi hijo en seis meses avanzó mucho, mucho más de lo que podría avanzar un niño de 14 años en el mismo tiempo”, completó.

Print Friendly, PDF & Email