Califican como “histórica” la sanción contra ESSAL por mal manejo de tuberías de asbesto y por poner en riesgo la salud de sus trabajadores.

La voz de la región Medio Ambiente Noticias destacadas Paillaco Salud y Medio Ambiente
Download PDF

Esta es la primera vez que en Chile se multa a una empresa sanitaria por mal manejo del asbesto, material del que están compuestas las cañerías que transportan agua potable.

Un grupo de concejales de la región consiguió que la Seremía de Salud multe a Essal por no cumplir con los protocolos de seguridad que protegen a los trabajadores de la exposición al asbesto procedente de las tuberías que transportan agua potable.
El viernes pasado, la empresa sanitaria fue sancionada a pagar 100 UTM, tras concluir un sumario que comenzó en enero de este año, por la forma en que hizo el retiro de las tuberías en desuso y fabricadas con asbesto.
El médico y concejal de Paillaco, Miguel Ángel Carrasco, valoró lo ocurrido ya que es “la primera vez en Chile que se sanciona a una empresa sanitaria por mal manejo de tuberías de asbesto y poner en riesgo a sus trabajadores”.
Para Felipe Cañoles, concejal de La Unión, “esto demuestra que durante años, se han manejado las tuberías de asbesto sin respetar la normativa, lo que ha puesto por años en riesgo la salud de los trabajadores”.
Carrasco agregó que “junto a los demás concejales estudiaremos el sumario para evaluar si apelamos, ya que la sanción de 100 UTM la consideramos muy baja, ya que la salud de un trabajador no tiene precio”.

“Seguiremos adelante”
En enero de este año, los concejales, Felipe Cañoles de la Unión, Miguel Ángel Carrasco de Paillaco, Catalina Hott de Río Bueno, Cecilia Agüero de Valdivia, Fernando Flandez de Futrono, German Martínez de Panguipulli y Héctor Figueroa de Lago Ranco, solicitaron a la Seremía de Salud que inicie un sumario sanitario contra Essal por mal manejo de la tuberías de asbesto.
Actualmente en la Región de Los Ríos, aún hay 150 mil metros de asbesto cemento que transportan agua potable, la cuales cuando se rompen liberan micro fibras que al ser inhaladas por la población y los trabajadores los ponen en riesgo de contraer enfermedades pulmonares graves como el cáncer.

Actualmente, en La Unión y Río Bueno existen 25 mil metros de tubos de asbesto cemento, en Los Lagos 3.700 metros, en Panguipulli 8.500 metros, en Paillaco 10.600 metros y en Valdivia 97.700 metros.
Catalina Hott, concejala de Río Bueno, explicó que “aún hay muchas dudas pendientes sobre el manejo de las tuberías de asbesto cemento, por lo cual esperamos oficiar a las seremías de trabajo y salud dentro de los próximos días”.

Las faltas continúan
Hace algunos días, el médico Miguel Ángel Carraco, denunció que tuberías de asbesto cemento estuvieron al aire libre a expensas y en contacto con la población. Los antecedentes fueron puestos en conocimientos de la autoridad sanitaria para que tome las medidas pertinentes y de esta forma proteja a la población.

Print Friendly, PDF & Email